Archive for the ‘Revistas y Cómic’ Category

h1

Mortadelo y Filemón: Los grandes desconocidos

noviembre 20, 2007

ARTÍCULOS ANTERIORES:

Mortadelo y Filemón: La primera época

Mortadelo y Filemón: Amigos y compañeros

Mortadelo y Filemón: El autor

Puesto que estos días se ha hablado bastante de los personajes a cuenta de su cincuenta aniversario (aunque, según mis cuentas, eso debiera ser el año que viene) creo que es buen momento para retomar la serie de artículos dedicada a los conocidos “detectives” 🙂

Y hoy toca hablar de los muchos otros personajes que poblaron el universo Ibáñez pero que nunca gozaron de la popularidad de sus obras más relevantes…

Chicha, Tato y Clodoveo

chichatatoclodoveoesostipos.jpg

…de profesión, sin empleo 😀 este trío de caraduras fue ideado por el autor durante la época en la que perdió momentaneamente los derechos sobre sus personajes principales (que seguían en manos de la editorial Bruguera). Es por ello que quizá rescaten algunas de las características de sus “hermanos”: Clodoveo (el alto) también puede disfrazarse, Tato es corto de vista… Chicha en cambio, es un personaje más innovador que retrata la estética de los jóvenes de entonces y, particularmente, del movimiento punk o la movida madrileña.

Precisamente su nacimiento como recambio temporal de Mortadelo y compañía, propició que Chicha, Tato y Clodoveo tuvieran una escasa relevancia dentro de la obra de Ibáñez.

7, Rebolling Street

7rebolling.jpg

Un calco de 13, Rue del Percebe surgido por los mismos motivos que los anteriores personajes. Aquí el edificio es a doble página y podemos ver, entre otros, un científico loco, un bar, una oficina…aunque no resulte tan carismático como su predecesor, es también una excelente historieta humorística que mantiene el espíritu del gag de una sóla viñeta. El gato y el ratón, así como el ascensor, son los mismos que en la mítica Rue 😉 .

Tete Cohete

tete.jpg

Tete Cohete es un joven alocado obseso de los proyectiles, los petardos y en general, cualquier cosa que explote. De esta afición suya provienen la mayoría de los gags, resueltos a base de enfrentar a Tete con diversos personajes que sufren las consecuencias de su peligrosa afición. Compartió alguna historieta con Mortadelo y Filemón.

El Doctor Esparadrapo y su Ayudante Gazapo

El mismo dúo tragicómico de Pepe Gotera y Otilio trasladado aquí al ambiente sanitario. Son, en cierto modo, una parodia del Dr. Frankestein. Resulta esto aún más evidente ante el comportamiento a veces sádico e inconsciente de Gazapo.

La Familia Trapisonda

fam_trap.jpg

Uno de los clásicos del tebeo español ha sido siempre la familia ¿Quién no recuerda a la mítica familia Ulises del TBO? Por no hablar de Zipi y Zape o de tantas otras. Ibáñez no podía quedar al margen y creo a los Trapisonda, quizá los personajes más logrados de esta tanda, especialmente por la variedad de gags y situaciones (impagables los provocados por Pancracio Trapisonda, cabeza de familia, y su perro, que le odia a muerte 😀 )

Doña Pura y Doña Pera

…vecinas de la escalera. Dos solteronas, una anciana y otra rondando los cuarenta, que son vecinas en un inmueble. Se trata de la enésima reinvención del dúo personaje-con-mala-leche-y-pocas-luces-que-reparte-mamporros contra personaje-ingenuo-que-hace-travesuras que tan buenos resultados ha dado siempre a Ibáñez, aunque este no sea, quizá, el mejor ejemplo…

Estos son prácticamente todos los personajes del autor que han tenido continuidad, aunque siguen faltando por ejemplo Don Pedrito o Godofredo y Pascualino. No alcanzaron la popularidad de sus hermanos mayores y no permanecen en nuestro corazón de la misma manera, pero no por ello dejan de ser en la mayor parte de los casos muy dignas historietas de humor y merecedoras también de su particular homenaje 🙂

En el próximo artículo, veremos las actuaciones de Mortadelo y Filemón más allá del papel 😉 .

h1

Hobby Consolas

octubre 28, 2007

Hobby Consolas era y es una de las revistas más populares que hay en cuanto al mundillo de los videojuegos de consola se refiere.

hobbyconsolas.jpg

Empezó su andadura allá por el año 91, si no recuerdo mal, con nada menos que Bart Simpson en portada 😉 No obstante, no sería hasta el número 13, con otro personaje de la famosa serie en portada (Krusty el payaso) cuando oí hablar de ella por primera vez. Poco tardé entonces en hacerme con ella; al mes siguiente, con el tema estrella de la salida de Street Fighter II en Super Nintendo (quizá el juego que más me ha robado el sueño jamás 😀 ) el número 14 de la revista se convirtió en el primero de mi colección.

hobbyconsolas2.jpg

Hobby Consolas tenía algo muy especial, que hacía que muchos la esperásemos mes tras mes como agua de mayo. Ninguna otra revista de la época podía hacerle frente, como la Superjuegos, o sus “hermanas menores” Nintendo Acción o la extinta TodoSega. Como potenciales aficionados a los videojuegos que éramos, queríamos estar al tanto de todo lo que sucedía en el mundillo, no limitarnos a unas u otras consolas. Incluso devorábamos cada artículo sobre juegos y consolas que difícilmente podríamos catar, como la exclusiva Neo Geo, una consola basada en placas de recreativa cuyos juegos podían superar la barrera de las ¡50.000 pesetas! si se trataban de novedades.

Pero no sólo era culturilla general videojueguil lo que nos proporcionaba Hobby Consolas 😉 era también el medio que teníamos para elegir los por entonces contadísimos juegos que nuestros adorados progenitores estaban dispuestos a regalarnos; Probablemente, tendríamos que estirar la vida útil de esos juegos durante muchos meses, así que no era una buena idea dejar esta elección al tun tun, o peor aún ¡en manos de nuestros padres! 😀

A pesar de que apenas conservo un par de números de recuerdo (mi madre me los tiró casi todos…) recuerdo a la perfección muchos de ellos, y cómo no, todas sus emblemáticas secciones: Teléfono Rojo, donde un redactor que respondía al sobrenombre de Yen respondía nuestras cándidas preguntas acerca de novedades, comparativas y géneros. Lasers y Phasers, repositorio de trucos y curiosidades de cualquier juegos por cortesía de los propios lectores, o incluso secciones tan infatiles como ¡Qué locura!, en la que simplemente los lectores enviaban sus dibujos, más o menos relacionados con los videojuegos…

Deje de comprarla alrededor del número 40, si no recuerdo mal, cuando los 32-bits empezaban a imponerse y Mega Drive y Super Nintendo daban sus últimos coletazos. No obstante, aún hoy, muy de vez en cuando, compro algún número simplemente por nostalgia, y por que, a pesar de que ya no tiene nada que ver con la época en la que yo la compraba, sigue siendo una revista muy entretenida.

Exagerada, sensacionalista, poco rigurosa y totalmente infantil. Son sólo algunos de los

241871-150x500.jpg calificativos que merece la revista en sus comienzos. Pero a pesar de ello, o quizá gracias a ello 😉 , consiguió hacerse un hueco en nuestro corazoncito. En el cole la llevábamos muchos a clase, la comentábamos hasta el más mínimo detalle y apenas dejábamos alguna página sin leer y releer. Fue el reflejo de un tiempo en el que sólo jugábamos con videojuegos los más pequeños, y estos eran vistos por el resto de la sociedad como un “atontamiento” y “algo que nos alejaba de lo que realmente teníamos que hacer: estudiar” Pero, a pesar de nuestros enemigos 😉 , esa generación creció y no perdió su afición, sino que un muchos casos se agravó. Pero como ya nos hicimos mayores, las revistas, y entre ellas Hobby Consolas, crecieron con nosotros y se hicieron más “serias”.

Sirva este artículo como pequeño homenaje a esa época y a esa primera generación que creció con los videojuegos 🙂 .

h1

Mortadelo y Filemón: La primera época

septiembre 3, 2007

ARTÍCULOS ANTERIORES

Mortadelo y Filemón: Amigos y compañeros

Mortadelo y Filemón: El autor

Pasamos ahora a hablar ya sin más dilación de los personajes más universales de la historieta española.

mortadeloyfilemon.gif

Como ya dijimos, Mortadelo y Filemón (MyF) vieron la luz por primera vez en 1958 en la revista Pulgarcito. Lo usual entonces, era que al nombre de los personajes le siguiese un pareado, como por ejemplo Rigoberto Picaporte, solterón de mucho porte, Melitón, bombero de afición o Anacleto, agente secreto, por mencionar sólo algunos de los más conocidos. Ibáñez no iba a ser menos, así que bautizó a sus retoños como Mortadelo y Filemón, agencia de información. El autor mantendría esta tradición con muchos de sus personajes posteriores. También el nombre de muchos personajes de tebeo de la época hacía referencia de algún modo a la comida, un bien mucho menos abundante que hoy en día, y en un principio, Filemón se iba a llamar Filetón (casi que mejor como está ¿no? 😉 )

MyF fueron planteados por el autor como un dueto cómico al estilo del Gordo y el Flaco, pero que parodiaban claramente a Sherlock Holmes y el Dr. Watson. Esto es todavía más obvio si nos fijamos en su indumentaria de aquella época: Filemón lleva americana y sombrero de hongo, y fuma constantemente en pipa. Mortadelo en cambio lleva un sombrero alto y siempre tiene un paraguas colgado del antebrazo. Es de su sombrero precisamente, de donde saca sus habituales disfraces.

boxen2.jpg

Poco a poco la popularidad de los personajes fue en aumento, y con ello la duración de las historietas, que pasaron de una a dos páginas y después a cuatro. También su vestimenta evolucionó: Ambos perdieron el sombrero y dejaron su pipa y su paraguas. A finales de los 60 su popularidad era tal, que Bruguera consideró que Pulgarcito y Gran Pulgarcito se le quedaban pequeños a la pareja de detectives. Así pues, en 1970 se publicaba el primer ejemplar de la revista Mortadelo, al que años más tarde se unirían Super Mortadelo, con un cuadernillo central de gags sueltos centrado cada número en un tema concreto, y Mortadelo Extra, con muchos más personajes. En las páginas de estas revistas desfilaron personajes tan clásicos como Pafman, Sporty, Porrambo o Deliranta Rococó, personajes que, huelga decirlo, tendrán en el futuro su particular homenaje en forma de post 😀 Pero, por supuesto, hubo también muchos otros formatos dedicados en exclusiva a MyF: la mítica colección Olé!, Ases del humor, Magos del humor….Hasta que, en la época de Ediciones B, llegaron los legendarios Super Humor, de tapa dura y que reunían en su interior las risas equivalentes a cinco tomos Olé! ¿Quién no tiene al menos uno de estos por casa? ¡Yo unos cuantos! 😀 .

En 1969 se produce también el gran hito en la historia de los personajes: La editorial Bruguera encarga a Ibáñez la realización de una historieta larga protagonizada por MyF. El resultado, El Sulfato Atómico.

El Sulfato Atómico (ESA) es para mí el mejor álbum de los personajes y uno de los grandes mitos del tebeo español, a pesar de que se trata de una auténtica rareza dentro de la obra de Ibáñez. La intención de Bruguera, era crear una franquicia -por llamarla de alguna manera- capaz de competir con los grandes monstruos del cómic europeo (es decir, Tintín y Asterix) para lo cual era necesario adaptarse al formato de 44 páginas y elaborar un guión que fuese más allá de una sucesión de gags cada tres o cuatro viñetas. Sin embargo, Ibáñez nunca estuvo de acuerdo con este concepto; su idea era realizar tebeos humorísticos sin más; argumentos sencillos que le permitiesen enganchar un chiste tras otro y y un dibujo ágil y rápido que pudiese trazarse con rapidez. Es por ello también que casi la totalidad del resto de álbumes de MyF estén estructurados en capítulos de cuatro páginas en los que se repiten las mismas situaciones. Por ejemplo, en Los Diamantes De La Gran Duquesa, cada capítulo trata de la recuperación de uno de los susodichos diamantes, en Concurso-Oposición, se evalúa en cada uno a un aspirante a la T.I.A…y así casi la totalidad de los más de cien álbumes que se llevan publicado.

mortadelo1.gif

Y la T.I.A. (Técnicos en Investigación Aeroterráquea, por si había alguien que aún no lo sabía 😉 ) es precisamente la otra gran novedad que aportó ESA. Mortadelo y Filemón dejaron su agencia de información y pasaron a trabajar para esta agencia, bajo el mando del superintendente Vicente (o sencillamente, el super). Contaron también a partir de entonces con la inestimable ayuda del profesor Bacterio y sus desternillantes inventos que siempre producen resultados catastróficos, y la la secretaria Ofelia, de orondas proporciones y perennemente enamorada de Mortadelo.

Quién sabe donde podrían estar ahora estos dos personajes si Ibáñez hubiese optado por seguir la linea de su primer álbum…pero eso no lo sabremos, aunque sí hubo otro tebeo –Valor…¡Y Al Toro!– que siguió la estructura y la calidad gráfica de ESA, quizá no tan logrado como su antecesor pero igualmente muy por encima de todos los demás. Eso no significa que su obra se mala, pero sin duda, su falta de pretensiones a muchos niveles, juega en su contra en la comparación con otros personajes europeos, relegándola al papel de, poco menos, tebeos para niños (sea esto dicho como una característica, sin ningún sentido peyorativo 😉 ).

En la siguiente entrega, veremos a MyF en la actualidad y repasaremos sus apariciones en otros medios como el cine y la televisión.

h1

Mortadelo y Filemón: Amigos y compañeros

agosto 22, 2007

ARTÍCULOS ANTERIORES: Mortadelo y Filemón: El autor.

Este artículo está dedicado a los personajes más relevantes salidos de la mente de Paco Ibáñez al margen de los populares detectives.

A pesar de que han sido Mortadelo y Filemón quiene esencialmente le han catapultado a la fama, el humorista barcelonés ha sido padre además de numerosos personajes e historietas que también han alcanzado una considerable notoriedad en el mundillo del cómic a lo largo de estos años. Veámoslos:

El Botones Sacarino

Un larguirucho y escuálido botones de oficina, inspirado sin duda por los años en los que

sacarino.jpg el propio Ibáñez ejerció esta profesión en un banco (Banco Español de Crédito para más señas). Sacarino es un despistado, inocente e irresponsable chico-para-todo que se dedica a hacer constantes travesuras en la oficina. El reparto de personajes lo completan “el dire” que odia a Sacarino a más no poder, y “el presi” (que se sepa, no tienen nombres), el irascible superior de ambos y que suele pagar con el director los desaguisados provocados por el botones. De hecho, todas las historietas siguen el mismo patrón: Sacarino comete alguna travesura, como traer un animal o practicar algún deporte estrafalario en la oficina, el dire intenta impedirlo (normalmente a base de porrazo limpio 😀 ) pero finalmente el que acaba recibiendo es el presi, que a continuación le da al dire su merecido.

Sin estar mal, no es, ni de lejos, mi personaje predilecto del autor, por cierto, hace algunos años inspiró un engendro de serie con el mismo título en Televisión Española (o sea, mierda catódica pagada por todos) en la que Sacarino era interpretado por un enano barrigón que salía en Médico de Familia (no me acuerdo como se llama y paso de mirarlo) y la canción la cantaba DJ Kun (completísima su web). Penoso.

Pepe Gotera y Otilio

Chapuzas a domicilio :D, un par de chapuceros que lo mismo hacen de carpinteros, albañiles, fontaneros o lo que sea, pero que son incapaces de arreglar algo debidamente, especialmente el Sr. Gotera, un déspota y abusón jefe cuyo único cometido es gestionar la obra con quien se la haya encargado y darle los tortazos pertinentes a Otilio 🙂 Aunque tampoco son mis favoritos, este dúo tragicómico me gusta bastante, especialmente gracias a todos los gags derivados de la pasión de Otilio por la comida. Han sido claramente la inspiración de la horrenda serie Chapuzas A Domicilio, o Manolo y Benito o como hostias se llame.

pepechapuzasotravez.jpg

13, Rue del Percebe

Esta singular comunidad de vecinos se erige, al menos en mi opinión, como una de las más icónicas representaciones del humor gráfico español. El usurero de la buhardilla con sus incansables acreedores, esos tres niños salvajes, el sastre y el doctor Frankestein (que se alternaban según la historieta), el veterinario… 13RDP es una de las más originales, entrañables e inolvidables sagas de Ibáñez, así como una de las más meritorias, pues los márgenes para idear chistes diferentes en las mismas viñetas son muy limitados. Puede decirse que, a su manera, inspiró Aquí no hay quien viva ¿Es que no salió una puta serie buena de estos tebeos? (Click para ampliar).

rue_percebe-_color.gif

Rompetechos

rompetechos9ln.jpgEl personaje favorito del autor es este hombrecillo de metro y palmo y limitadísimas dotes visuales 🙂 . La verdad, es que es también el personaje que más me gusta, supongo que porque su humor, que se basa íntegramente en las peripecias y anécdotas que el protagonista vive debido a su miopía (está inspirado claramente en Mr. Magoo) da mucho más juego y permite una mayor variedad de situaciones que los personajes anteriores. Es el único tebeo en el que el único personaje fijo es el propio protagonista, si exceptuamos a su tío Habichuelo, (un tío suyo labriego que sufre de los constantes contratiempos de Rompetechos cuando éste le visita) que sale en pocas historietas, pero que al menos tiene algo de continuidad. Rompetechos posee, no obstante, una gran sociabilidad y podemos verle visitando diversos amigos constantemente, además, comienza casi siempre sus aventuras de un excelente humor, que sin embargo, suelen conseguir aplacar los transeúntes con los que se encuentra y a los que envuelve en mil embrollos.

Estos son los personajes más populares salidos de la pluma de Ibáñez, pero no son los únicos. En un próximo post, recordaremos otros tebeos menos conocidos pero no por ello carentes de interés 🙂 .

¡Un saludo!

h1

Mortadelo y Filemón: El Autor

agosto 20, 2007

Comenzamos con este una serie de artículos destinados a repasar la historia del dibujante humorístico español más internacional y muy especialmente de sus personajes estrella: Mortadelo y Filemón. Me refiero, obviamente a Francisco Ibáñez.

ibanez.jpg

Francisco Ibáñez nació en Barcelona en 1936 y ya desde muy temprana edad desarrollo dos rasgos que influirían notablemente en su obra posterior: Miopía y talento para el dibujo. A pesar de ello, su primer trabajo fue en un banco de botones (tarea que le serviría de inspiración más adelante para uno de sus personajes más populares 😉 ) aunque no tardaría en tratar de dedicarse a desarrollar su talento pictórico. Pero sus comienzos fueron, como los de todos los grandes, complicados. El franquismo no era la época más apropiada para mostrar su arte dibujando exuberantes mujeres ligeras de ropa, por lo que tuvo que finalmente optar por lo que se estilaba entonces; la historieta de humor.

Así pues, en 1957 ficha por la editorial Bruguera (¿Por cual si no? 😀 ) y, tras realizar durante algún tiempo páginas sueltas de diversos temas, Mortadelo y Filemón ven la luz por primera vez el 20 de Enero de 1958, en una historieta de una página publicada en el número 1.394 de la revista Pulgarcito (Me pregunto cuánto valdrá hoy día un ejemplar de ese número).

A partir de ahí, la fama de los personajes catapultó a Ibáñez a la fama y se dedicó crear muchos otros personajes (que repasaremos en un próximo post) archiconocidos pero que aún así no llegan en ningún momento a eclipsar a la famosa pareja de detectives.

ibanez2.jpg

Tras la desaparición de Bruguera y tras un breve paso por Grijalbo, Ibáñez ficha por Ediciones B, donde sigue aún hoy publicando álbumes de Mortadelo y Filemón al vertiginoso ritmo de 6 cada año. Precisamente, en su breve paso por Grijalbo, Ibáñez se vió obligado a crear nuevos personajes mientras los derechos de todos los anteriores seguían perteneciendo a la editorial, que, no obstante, cerró sus puertas definitivamente en 1986. Cuando llegó a Ediciones B, Ibáñez recuperó sus legítimos derechos sobre sus personajes.

Francisco Ibáñez ostenta el honor de ser el historietista español más traducido a otros idiomas y ha recibido, entre muchos otros, el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona (1994) o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2001).

En el próximo post, repasaremos los personajes más significativos del autor, al margen de Mortadelo y Filemón.

h1

La nueva portada de El Jueves

julio 23, 2007

A pesar de hacerlo con algo de retraso (es lo que tiene irse de megajuerga el fin de semana 😀 ) no puedo dejar de mostrar mi solidaridad para con la revista El Jueves (la web al menos, vuelve a estar operativa).

jueves-principes.jpg

Mirad la nueva portada que han publicado en la web. La verdad sea dicha; me ha hecho mucha más gracia que la original 🙂 .

1574.png

No basta con que tengamos que aguantar y financiar entre todos los españoles a la familia real (no me sale de los huevos ponerlo en mayúscula) y a su interminable prole de nietos (que por mucho que a algunos les pese, no son más graciosos ni más encantadores que -casi- cualquier otro niño de su edad) sino que aún encima no podemos reírnos de ellos, o debemos hacerlo como a algunos les parezca.

Vale que la ley es la ley y así hemos de acatarla (como muy bien me recordaba alguien ayer 😉 ) pero la interpretación que se hace de la misma corre a cargo de los jueces, y por lo tanto, no deja de ser subjetiva. En cualquier caso, la ley también es susceptible de cambios, y no falta quién dice -con mucha razón- que estas medidas son más propias de dictaduras bananeras o tiempos pasados. Incluso la vicepresidenta del gobierno ha reconocido que el secuestro de publicaciones no es propio de estos tiempos, algo con lo que ha coincidido con el portavoz de la oposición, Eduardo Zaplana, aunque este último eso sí, arreglándoselas para buscar una teoría conspiratoria que implique al gobierno de ZP.

Y no me olvido de la portada en sí. No cabe duda de que es de mal gusto, entendiendo “mal gusto” simplemente como una clase de humor tan válida aceptable como la que más. Quién haya comprado esta revista alguna vez (yo lo hice durante años) sabrá que no dejan títere con cabeza; no respetan ni al PP ni al PSOE ni a los nacionalistas ni a la Iglesia ni a la sociedad ni, por supuesto, a la familia real. Pero tienen todo el derecho del mundo a hacerlo, auque algunas veces levanten ampollas (estoy seguro de que si rebusco en mi colección encuentro alguna viñeta tan ofensiva o más como la que ocupa esta polémica) .

Y no sólo eso, sino que además se burla de una medida (la de los 2.500€ por hijo) electoralista, precipitada y simplista que no representa una gran solución para un tema tan importante como es el de la natalidad. Eso sí que es vulgaridad y no lo de El Jueves.

h1

El padre de Zipi y Zape (y II)

marzo 21, 2007

Seguimos hablando de Escobar para recordar ahora a sus más conocidos y entrañables personajes, los gemelos Zipi y Zape.

Como ya dijimos, los personajes nacieron en 1948, en la revista Pulgarcito, y enseguida alcanzaron un enorme éxito. Tal éxito los ha convertido hasta el momento, en el segundo cómic español más traducido a otros idiomas tras Mortadelo y Filemón. En parte de este éxito, influye que los personajes no sean tan propios de la idiosincrasia española como puedan serlo otros del mismo autor como Carpanta o Petra, el concepto de “familia de cómic” es totalmente universal y ha triunfado dentro y fuera de nuestras fronteras.

Los formatos de las historietas de Zipi y Zape son muy variados, desde aventuras de tan sólo una página a álbumes de 44 páginas al estilo europeo. Dentro de estos últimos encontramos clásicos como La Vuelta Al Mundo o El Tonel del Tiempo. También había otro muy mítico, en el que eran becarios del periódico El Chafadero Indomable, pero no me acuerdo como se llamaba 😀 .

Hay muchas situaciones recurrentes en los tebeos de este par de gemelos; Por ejemplo, muchas de sus peripecias transcurren mientras intentan, como ellos dicen “cometer su buena acción de la semana” 😉 en la que tratan de ayudar al prójimo de manera desinteresada pero casi siempre con consecuencias catastróficas, o también, en muchas ocasiones, elaboran una concienzuda estrategia para que Don Minervo les ponga un diez (estrategias que casi nunca pasan por estudiar…) y no tener que volver a casa con sendas calabazas y directos para el cuarto de los ratones 😀

Evolución de los personajes

Todo esto me lleva a otra cuestión importante; el gran número de personajes secundarios que pueblan sus aventuras (que por cierto trancurren en una localización indefinida, aunque supuestamente inspirada en los alrededores de Barcelona) veamos algunos:

Don Pantuflo Zapatilla: Padre de Zipi y Zape y catedrático de Colombofilia, Filatelia y Numismática (¿Se puede ser catedrático de eso?) aunque rara vez se le ve trabajar o salir de casa. Ambos gemelos lo admiran de sobremanera, a pesar de que muchas veces es violento, ruín y mentiroso.

Doña Jaimita: Su madre, ama de casa y normalmente la que más sufre las travesuras de esos dos torbellinos, aunque también suele ser su más acérrima defensora.

Sapientín: Su inteligentísimo primo, acaparador de dieces en la escuela. A veces es pintado como un niño solitario, antipático y muy pagado de sí mismo. Otras en cambio, no duda en ayudar a Zipi y Zape o jugar con todos los demás.

Peloto: Compañero del colegio de Zipi, Zape y Sapientín, un envidioso que trata siempre de hacerles la vida imposible, pero nunca lo consigue.

El “Manitas de Uranio”: El “caco” oficial del cómic, que insiste en intentar desvalijar una y otra vez la casa de los Zapatilla a pesar de que Zipi y Zape siempre lo descubren y lo entregan a Don Ángel 😉 .

Don Minervo: El profesor de la escuela, a quién Zipi y Zape contemplan como un sabio. Aunque no suele tener mucha paciencia con sus alumnos, especialmente con ellos dos, suele ser justo, salvo que alguien le destroce algún cristal con el balón de fútbol, en cuyo caso probablemente tendrá que quedarse hasta el final de rodillas, con lo brazos en cruz y varios tomos de la enciclopedia en cada mano 😀 .

Doña Espátula (o Doña Hipotenusa) : Esposa de Don Minervo. No soporta a Zipi y Zape.

Los Plómez: Matrimonio amigo de los Zapatilla, enormemente pesados y que acuden regularmente a su casa para tomar café y contarles alguno de sus viajes, a pesar de que Zipi y Zape siempre intentan impedirlo de una y mil maneras.

Hay muchos otros personajes, pero estos son los más recurrentes. Por cierto, nunca me había dado cuenta de lo graciosos que son sus nombres 😀 .

Como también ya hemos dicho, estas historietas no buscan sencillamente la carcajada mediante un gran número de gags. Casi siempre incluyen una moraleja. Es por ello que cuando estos gemelos tratan de obtener sus metas, generalmente escaparse para poder jugar al fútbol, sacar un diez o conseguir su ansiada bicicleta 😉 mediante métodos digamos…demasiado originales jeje suelen acabar en el cuarto de los ratones. A pesar de esto, Zipi y Zape son unos grandes incomprendidos, pues casi siempre intentan ayudar a los demás sin pedir nada a cambio y a pesar de sus constantes travesuras jamás tienen mala intención ni una doble moral como su padre.

A pesar de ser historietas para niños, son un clásico a reivindicar y con un mayor siginificado del que aparentemente se pueda pensar si se encuadran en su época. Uno de los grandes iconos de la historieta humorística española.

Ahora algunas curiosidades:

-Aún haciendo historietas bastante inocentes, y aparentemente sin mucha trascendencia, Escobar se las tuvo que ver no pocas veces con la rígida censura franquista. Por ejemplo, Carpanta en muchas ocasiones decía que tenía “apetito” y no hambre porque ya se sabía que “En la España de Franco nadie pasaba hambre”, y la actitud en ocasiones rebelde e inconformista de Zipi y Zape frente al carácter rígido y autoritario de su padre también le valieron no pocas críticas por parte del régimen del Caudillo.

-En 1981 se realizó una extrañísima versión cinematográfica de las aventuras de Zipi y Zape en la que los gemelos chafaban los planes de un estrafalario dueto de ladrones con la ayuda de..¡Mary Santpere! que interpretaba a su tía. Tuve muchos años la película grabada de la tele pero no se que fue de ella al final. Pero recuerdo que, si bien en el cómic no da el “cante”, en la realidad, Zipi y Zape no podían estar más ridículos vestidos con su pantalón corto, su corbata y su suéter rojo sin mangas 😀 .

-Tras la muerte de Escobar, se siguieron realizando historietas (foto de la izquierda) de Zipi y Zape de la mano del guionista Juan Carlos Ramis (creador de personajes como Sporty o Tranki y Tronko) y el dibujante Joaquín Cera, creador por ejemplo, de Pafman (una divertida parodia de Batman) o Dr. Pacostein. A pesar de su aceptable obra anterior, el trabajo de estos dos autores con estos personajes fue muy pobre, el dibujo carecía por completo de encanto, los personajes perdieron su personalidad y sus historietas se redujeron a una mera sucesión de gags sin gracia alguna. Actualmente, los personajes han vuelto a cambiar de manos y a protagonizar nuevas aventuras en forma de videojuegos, no sé si dibujos o no se si alguna mierda más, pero no sé quién está detrá de ello (y no se si quiero saberlo…)