h1

El Posadero

¿Cómo? ¿Habéis oído hablar de mí, forastero? ¡Qué extraño! Pululan por estas tierras algunos rumores y leyendas negras acerca de mí, pero ninguna es cierta, os contaré la verdad.

Para empezar, podéis llamarme Melkor, pues ese es mi nombre en la Tierra de Internet, me lo pusieron en honor a un antiguo dios que fue desterrado por los elfos a otro mundo al comienzo de los tiempos, aunque juró que algún día volvería para vengarse… No obstante, soy conocido por muchos otros nombres, y fuera de este mundo me hago llamar Emilio José Lamas Fraga. Curioso nombre ¿verdad? Nací el 20 de Julio de 1982, según cómputo de los humanos, en un remoto lugar llamado Oleiros, en unas tierras que vos conoceréis por La Coruña, capital -sí, capital- del Reino de Galicia, el más septentrional de los reinos del Mundo de España.

Pasé mi infancia y adolescencia en Oleiros, cuando cumplí la mayoría de edad fui llamado a filas para combatir en la temible Guerra de la Selectividad. Aunque conseguí derrotar a mis adversarios en una serie de descomunales batallas, mis heridas no me permitieron proseguir mis estudios en las tierras de La Coruña, por lo que tuve que exiliarme en un misterioso lugar llamado Orense, una extraña ciudad plagada de manantiales de mágicas propiedades y donde los lugareños beben un extraño brebaje al que llaman Licor Café.

Así pues partí a la aventura orensana solo y sin apenas equipaje. Confiaba en encontrar allí una Escuela de Magia y Artes Oscuras donde retomar mis estudios de hechicería y converitme en un Señor del Mal como mis antepasados, pero, cual sería mi decepción, que no hallé tal escuela en la ciudad, por lo que tuve que conformarme con cursar una mediocre e insulsa Ingeniería Informática que confío acabar con la mayor brevedad posible ¡Pardiez, esas condenadas computadoras son a veces tan complicadas que parecen fruto de algún endiablado conjuro! He tenido maestros de todo tipo, desde Lord Linux, cuyas clases son gratuitas, aunque realmente difíciles de entender, hasta el entrañable y benevolente Maestro Java, al que no es difícil ver discutir con Maese Prolog acerca de la conveniencia de usar variables en sus hechizos. Pero sin duda la más temida es la oscura Bruja Álgebra, víctima de una horrible maldición que hace sus clases ininteligibles y le obliga a torturar a sus alumnos convocatoria tras convocatoria.

A pesar del tedio de las clases, la vida en Orense transcurre como en la pasada era, perezosa para los cambios…si es que cambia alguna vez (espera, creo que esto lo estoy copiando de algún lado) y es muy agradable debido al carácter jovial y afable de sus habitantes. Además, cuando me exilié aquí, comprobé que éramos muchos los que sufrimos destierro de nuestros hogares, así que algunos de ellos, los más nobles y bondadosos, fundamos la legendaria Orden de los Perdidos, que aún perdura. Sin duda habréis oído hablar de nosotros, nuestras tropelías nocturnas forman ya parte de la cultura popular orensana, y, aunque ingresar en la Orden no es sencillo, quién lo hace se vincula a ella para toda la eternidad, acabe donde acabe ;).

Pero, a pesar de los intentos de la Bruja Álgebra, mi determinación por convertirme en un poderoso hechicero no ha menguado. Por eso he abierto esta posada como tapadera, así mientras visitantes de toda índole se embelsan con mis historias, yo los utilizo para incrementar mi poder poco a poco….¡¡bua-ha-ha-ha-ha!!

Sed bienvenidos a El Guerrero Errante, forastero, disfrutad de la velada…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: