Archive for 23 abril 2008

h1

El regreso de KITT

abril 23, 2008

Puede que muchos de vosotros os haya llamado la atención una cuña publicitaria que está emitiendo estos días Televisión Española, en la que “algo” debajo de una sábana blanca, emite una extraña luz roja intermitente…

Para aquellos que no lo sepáis ya, están anunciando el regreso del legendario Knight Rider, más conocido por estos lares como El Coche Fantástico, a la pequeña pantalla. Esta vez, el bueno de KITT no es ya aquel precioso Pontiac Firebird Trans Am de 1980 ligeramente modificado…

El coche fantástico original

…sino un impresionante Ford Mustang Shelby GT500KR en el que tampoco se han realizado demasiados retoques.

El nuevo Coche Fantástico

Los que queráis comprobar por vosotros mismos como cambiado/evolucionado las andanzas del indestructible vehículo y su solitario piloto, será mejor que cambiéis de blog…en esta ocasión 😀 para todos los demás, continuad leyendo…

Read the rest of this entry ?

h1

Conmocionado…

abril 18, 2008

…me he quedado al leer esta noticia.

Uno de los mayores iconos de nuestra infancia, mitificado todavía más después gracias a los rumores, me imagino más por vacile que por otra cosa, que se desataron tras su efímera fama (quién no recuerda aquello de Chema, el panadero farlopero), nos dejó el pasado día 13, víctima de un cáncer de pulmón.

Nuestra infancia pierde con él, una pequeña parte de su esencia.

h1

Los Soprano

abril 11, 2008

El otro día acabé por fin de ver la última temporada de esta magistral serie. Y debo decir que su final, que ha hecho correr ríos de tinta a lo largo y ancho del planeta, no sólo es pura poesía y un hermosísimo broche final a esta obra maestra, sino que es el final más lógico, consecuente y apropiado para las andaduras de Tony y compañía. Y aquel que opine lo contrario, quizá no ha acabado de entender totalmente la serie… 😉

Los Soprano

Durante ocho años, hemos asistido a los constantes avatares del clan mafioso de Jersey DiMeo, liderado en un principio por Jackie Aprile y, tras su muerte, por Tony Soprano. En ellos hemos podido ver asesinatos, ajustes de cuentas, negocios turbios, sobornos y toda cuanta actividad clandestina en la que la mafia emplea su tiempo. Pero Los Soprano no es una serie sobre la mafia. Es una serie sobre la familia. Es más, probablemente sea la mejor radiografía de la familia, en el sentido más convencional, pero no por ello menos complejo, de la palabra vista jamás en una pantalla.

Por supuesto que son todos (o casi todos) mafiosos, y eso es parte del alma de la serie. Pero esa no es su verdadera esencia. Apenas vemos nunca trabajar a nadie, y nunca sabemos muy bien de que naturaleza o que alcance tienen sus negocios (excepto por supuesto, el inconfundible Bada-Bing! 😀 ) Lo único importante de su naturaleza mafiosa es la parte personal; sus traiciones, sus alianzas, sus sentimientos…

Y es que en eso consiste básicamente la serie: Sus guiones son absolutamente impresionantes, pero al mismo tiempo parecen muy sencillos. Uno puede tener la sensación de ver un capítulo y decir al final que, en realidad no ha pasado nada, en el sentido de que la historia no ha avanzado ni los acontecimientos han sido de una gran relevancia. Nada más lejos de la realidad. Pero es que, en Los Soprano, lo más importante, la clave absoluta de su éxito y su indiscutible calidad, son sus personajes. O mejor dicho, el binomio personajes-actores.

Es verdaderamente difícil determinar dónde acaba un actor y dónde empieza el personaje. Es tal el talento de todo el reparto, es tal la complejidad emocional y psicológica de cada personaje que no resulta fácil apreciarlo al principio. Más aún, acostumbrados a series con protagonistas con encefalograma plano. Pero a medida que transcurren los capítulos, que vamos cocinando a fuego lento en nuestro cerebro ese descomunal guiso que es la serie, comenzamos a embriagarnos con la fuerza y talento de cada unos de ellos. Con sus grandezas y virtudes. Con sus miserias, sus cobardías o su ruindad.

Para que permanezca una escena en nuestra memoria, Lost necesita recurrir a alguno de sus sorprendentes descubrimientos acerca de la isla o alguno de sus habitantes. 24 precisa también, de alguno de sus impredecibles giros argumentales o el regreso de alguno de los personajes más carismáticos. Los Soprano en cambio, sólo necesita a Tony y a Carmela en su cocina. A Paulie en la soledad de su apartamento, al tío Junior en el hospital…las palabras, o los silencios, harán el resto.

Los Soprano

No será la serie de la década (como discutía recientemente, ese trono pertenecerá a una de las dos series del párrafo anterior, dependiendo de lo que nos queda por ver) Es otra cosa. Una serie de culto. Rara vez he visto más de dos o tres capítulos seguidos de Los Soprano. Como el buen vino o el caviar Royal Veluga, se disfruta en bocados pequeños 😀

En breve, un molómetro con los personajes principales.

h1

Londres, London Eye y más cosas

abril 7, 2008

Seguimos con una entrada más de la capital de Europa 😉

Como comentaba en la anterior entrada, tras pasar el Wesminster Bridge, lo primero que nos llama la atención es un impresionante edificio llamado County Hall. Se trata del antiguo ayuntamiento de Londres, actualmente desplazado a La City, que hoy día está dedicado a exposiciones y espectáculos. Entre otras cosas podemos disfrutar de una exposición permanente de Salvador Dalí (un par de estatuas homenajeando a sus cuadros más famosos adornan sus puertas) o de un acuario. Desgraciadamente, no tuvimos tiempo de visitar ninguna de estas atracciones, ¡La London Eye nos esperaba!

Esta gigantesca noria panorámica está permanentemente en movimiento, aunque si no te fijas, da la sensación de que está quieta debido a lo despacio que va (para que la gente pueda subirse y bajarse sin problemas).

No tuvimos demasiada suerte con el día, lluvioso y con bastante frío, pero aún así, desde la London Eye puede apreciarse casi cualquier cosa relevante en un radio de muchos kilómetros. La vista de la Catedral de St. Paul y La City (el distrito financiero, con algunos de los rascacielos más altos de la ciudad) es realmente impresionante, pero quizás la vista más hermosa sea la del Parlamento. Desde esa altura, uno aprecia toda su belleza y grandeza en todo su esplendor.

Como detalle, aunque en la foto no se observa muy bien, a una determinada altura y en línea recta con el Parlamento, podemos ver la enorme central eléctrica de Battersea, que los fans de Pink Floyd conocerán muy bien de la legendaria portada de su álbum Animals 😉 (Click para ampliar) .

El parlamento, y detrás, la famosa central eléctrica

Tras la London Eye, nuestras siguientes paradas fueron la Catedral de St. Paul y la Torre y el Puente de la Torre de Londres. Desgraciadamente, a esas alturas la batería de la cámara ya había expirado, y tuvimos que valernos de una cámara desechable convencional, cuyas fotos al final, dejaron bastante que desear 😦

Sólo tuvimos tiempo a verlos por fuera, pero cualquiera de ellos es impresionante. La cúpula de St. Paul es la más grande del mundo tras la de la catedral de San Pedro de Roma. La antigua catedral fue destruída por un devastador incendio que arrolló Londres en 1666 (más de uno verá alguna que otra truculenta conexión entre el incendio y el año en que se produjo 😉 ) y la nueva se erigió como emblema del resurgir de la ciudad. Como dato anecdótico, el príncipe Carlos y la princesa Diana celebraron aquí su boda. Si fuese rey, lo habría hecho en la Abadía de Westminster.

¡Y qué decir del Puente de la Torre de Londres! De siempre, mi icono londinense favorito 😀 Puede visitarse por el interior si vas por el día y estas dispuesto a subir unos 300 escalones 😉 En la Torre de Londres, la mítica prisión de la ciudad, tampoco pudimos apreciar las famosas Joyas de la Corona por la hora que era, pero la sola visión del puente y su privilegiada situación hacen que su mera contemplación merezca la pena.

En la próxima entrega, y ya para terminar, Buckingham Palace, Picadilly Circus y Camden Town ¡Una mezcla de estilos irresistible! 😀

h1

Parecidos razonables

abril 2, 2008

¡Noticia bomba! ¡Conmoción en el mundo del cine! Hugh Grant ha decidido poner punto final a su carrera, cansado de interpretar a ingleses despistados y simpaticotes…

hugh_grant.jpg

…para iniciar una nueva odisea en el panorama musical como cantante de rock al lado del gran Alberto Cereijo en la banda Eco. Pero, para no aprovecharse de su popularidad como actor ni inundar los escenarios de féminas veinteañeras, se da a conocer como Roberto Espinosa…

re.png

Ala, a cascarla. Y todos esos que me decís siempre “¡¿Pero que mierda de parecido es ese?! ¡No se parecen en nada joder!” podéis ahorrároslo; la única autoridad competente en Parecidos Razonables (TM) es el menda 😀

h1

El Barón vuela sobre Santiago

abril 1, 2008

El viernes por la noche asistí en compañía de mi amigo Pablo a un concierto en la sala Capitol de Santiago de nada menos que los míticos Barón Rojo.

logo.jpg

El concierto, cómo no, comenzó con algo de retraso, pero a la actuación del grupo madrileño le precedió la de los inevitables teloneros, en este caso los Eco, el nuevo grupo de Alberto Cereijo (ex Los Suaves) y que demostraron, al menos en algunos temas una más que aceptable combinación de guitarras cañeras y suaves melodías, empañadas en parte, por un cantante que parecía actuar cual Ricky Martin ante una legión de quinceañeras desamparadas más que ante los rocosos rockeros que nos encontrábamos allí 😀 Por cierto, Capitol, que tampoco es tan pequeña, estaba lejos del lleno, aunque quizá el elevado precio de las entradas (hasta 20€ en taquilla) y la falta de publicidad influyó en ello.

foto0064.jpg

Barón Rojo en plena actuación en Capitol (Santiago)

Tras Eco, y casi a las once y media, salió Barón Rojo al escenario, y eso se notó en el ambiente rápidamente; abrieron con Larga Vida al Rock&Roll y Barón Rojo, y, como no podía ser de otra forma, empezamos a saltar y corear las letras como locos. Lo cierto es que todo el concierto – más de dos horas y media dándolo todo, y teniendo en cuenta que los hermanos De Castro ya no son precisamente unos niños es algo digno de mención- estuvo plagado de muchos de sus grandes éxitos, con alguna concesión a temas más recientes – El Hombre De Las Cavernas– o a su nuevo disco, pero en general, pudimos disfrutar de mitos como Resistiré, Concierto Para Ellos, Los Rockeros Van Al Infierno, o la apoteósica Hijos de Caín. Pero no por ello insinúo que los nuevos temas estuviesen mal; todo el concierto rayó a una gran altura.

No cabe duda de que tras casi treinta años de carrera, uno de mis grupos predilectos del rock español sigue estando en muy buena forma, ofreciendo un espectáculo capaz de reunir a cuarentones, ultrapijos, niños (sí, niños) heavys y casi cualquier otra tribú o estamento social que se os ocurra ¡doy fe de ello! 😀

Venderán pocos discos, actuarán ante públicos escasos, pero como cantaban y cantan unos buenos amigos suyos

“Prefiero vivir con el Rock, aunque esta vida me va a matar..”


PD. Y por si fuera poco, ¡me llevé la baqueta! 😀