h1

El Libro Negro

marzo 26, 2008

Tras su prolongado y fructífero periplo por tierras norteamericanas, el director Paul Verhoeven ha regresado a su Holanda natal donde ha firmado recientemente El Libro Negro, una interesante película sobre la 2ª Guerra Mundial (tema algo trillado, lo sé) y ambientada en su propio país.

el_libro_negro.jpg

No estamos ante una obra maestra, ni siquiera uno de los grandes títulos de su carrera aunque eso sólo el tiempo lo dirá. Pero sí ante una excelente película en la que lo más destaca es una memorable y lujosa ambientación de época. Desconozco de qué presupuesto han dispuesto Verhoeven y su equipo para llevar a la pantalla el guión que el mismo coescribió con Gerard Soeteman, pero desde luego la producción no parece haber escatimado en medios; brindándonos alguna escena espectacular y decorados y exteriores muy cuidados, que consiguen llevarnos a la Holanda de los años 40 a la perfección.

A partir de aquí, se incluyen detalles argumentales, así que mejor ved la película primero 😉

El film nos cuenta la historia de Rachel, una refugiada judía que, tras perder a toda su familia en un desgraciado incidente clave en el film, consigue, gracias a la resistencia frente a los nazis, infiltrarse en un cuartel general de éstos y boicotear a sus enemigos desde dentro. Se valdrá de sus dotes de seducción para ganarse la confianza del Coronel Muntze (Sebastian Koch, protagonista también de La Vida De Los Otros) en una relación de consecuencias imprevisibles.

La película, a grandes rasgos, no tiene nada que se le pueda reprochar. Un buen guión, cuidada ambientación, suspense, magníficos actores…sin embargo, le falta “algo” para ser genial, bien sea su escasa aportación al drama bélico, o la poca originalidad de un guión que se resiente en puntuales momentos de la película. Quizá le falta un punto de mayor dramatismo a la situación, algo que a Verhoeven nunca pareción entusiasmarle, para conseguir que desarrollemos una mayor empatía por los personajes.

Aún con eso y todo, encotramos momentos excelentes en el film, como cuando Rachel canta por primera vez en el cuartel general nazi y descubre que al piano se encuentra el asesino de sus padres, o la persecución del traidor que colaboraba con los alemanes en el exterminio de judíos por las calles de la ciudad, una escena realmente impactante.

En definitiva, una película más que recomendable, que se aleja de los tópicos y estereotipos norteamericanos en favor de la elegancia y buen gusto europeo. Verhoeven sigue dando muestras de su genio y pinceladas de su irreverencia aunque parezca haberse aburguesado un poco, y la 2ª Guerra Mundial sigue y seguirá siendo fuente de infinidad de historias en el celuloide.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: