h1

Los Crímenes De Oxford

febrero 2, 2008

Ayer fuimos a ver está película que representa el esperado regreso (esperado por mí al menos 😀 ) tras las cámaras del bilbaíno Álex De La Iglesia, tras cuatro años de ausencia.

peliculas_los-crimenes-de-oxford_imagenes_imagen2651.jpg

Para esta ocasión, De La Iglesia se ha animado a volver a rodar en inglés, a pesar de su poco gratificante anterior apuesta en este idioma (la más que aceptable aunque hoy olvidada Perdita Durango) y esta vez el resultado si que está teniendo un notable impacto en taquilla (a día de hoy, dos películas españolas, Los Crímenes de Oxford y Mortadelo y Filemón: Salvar la Tierra lideran la recaudación en nuestro país, un hecho que no ocurre todos los días…)

Y es que por un lado, el director ha renunciado, al menos en parte a su estilo alternativo, violento y alejado de todos los tópicos que pueblan el cine español, para acercarse más a una intriga al más puro estilo británico, negándole cierta “personalidad” esto, desde luego, tiene sus ventajas e inconvenientes. Pero vayamos por partes…

Sin duda uno de los grandes aciertos de la película es su reparto: Un monstruo de la talla de John Hurt justifica ya el pago de la entrada. Y si además está perfectamente secundado por Elijah Wood ( su papel de Frodo puede que lo condene eternamente a papeles secundarios o películas alternativas pero esto no tiene por qué ser malo) Julie Cox, Dominique Pignon (protagonista de films de culto franceses como Delicatessen o La Ciudad De Los Niños Perdidos) Burn Gorman o Alex Cox, en un papel tan corto como fascinante. Sólo desentona Leonor Watling, que estará muy buena sin duda, pero su personaje es bastante insustancial, y al lado de Julie Cox, sencillamente, no da la talla.

El guión raya a buena altura y nos mantiene en vilo durante la investigación de los crímenes, al tiempo que nos brinda alguna que otra interesante lección de lógica y filosofía 😉 . Lamentablemente, el final, aunque más que correcto, no consigue sorprendernos como esperamos de una película de estas características.

Como decíamos, salvo en momentos puntuales, como cuando a través de un flashback contemplamos la caída a la locura de Kalman en una de las mejores escenas de la película, pocas veces recordaremos quién está dirigiendo el film, lo que resulta en una película por momentos un tanto impersonal, pero gracias a lo cual también resultará muy difícil que decepcione a nadie. Otros detalles como la excelente ambientación rustico-universitaria inglesa o la música de Roque Baños, que acentúa de forma magistral los momentos de mayor suspense, ayudan a elevar la puntuación del conjunto.

Démosle un bien alto o un notable bajo, una buena manera de comenzar el 2008 para el cine español 🙂 .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: