h1

La diana

octubre 21, 2007

La diana (o los dardos más coloquialmente) es uno de los juegos estrella de nuestros bares, junto con el billar, el pinball o el futbolín. Tiene la ventaja de ocupar mucho menos espacio que cualquiera de estos, a pesar de que, para jugar, sí se precisa de una distancia considerable. No obstante, no es demasiado frecuente ver dianas en los bares y cafeterías; es cara y desde un punto de vista económico no es demasiado rentable que digamos, aunque eso es algo que, desgraciadamente, hoy día le está ocurriendo a casi todos estos juegos.

dianaelitecomsp.jpg

El concepto de lanzar dardos intentando sumar la máxima puntuación posible es tan simple como desafiante, especialmente jugando más de dos jugadores. A pesar de que hay juegos tan sencillos como obtener la máxima puntuación o una puntuación concreta (301, 501 puntos…) creo que la modalidad por excelencia es el Cricket, con todas sus variantes, de las cuales, mi favorita es el Cut Throat, dónde gana quién menos puntos tiene, haciendo la partida mucho más interesante 😉 . Si tenéis alguna duda acerca de sus reglas, Jaichachu las cuenta en detalle.

Los modelos por excelencia de dianas, al menos en Galicia, son los fabricados por Presas, en otras partes de España supongo que serán parecidos aunque sean de otro fabricante. Las hay para cuatro o seis jugadores, y con más o menos juegos (como la variante Wild Round del Cricket, en la que los números cambian aleatoriamente cada ronda). La disposición de la diana también puede ser diferente, aunque esto creo que depende ya más bien de la antiguedad: Las más viejas tan sólo tienen un par de hileras de puntitos para los dobles y triples, con lo que es bastante más difícil acertarlos. Las más modernas, los tienen más anchos, lo que facilita la tarea (y por tanto, implica que la partida acabe antes, si es que se las saben todas… 😀 ) También existen modelos más “futuristas” con pantalla electrónica y posibilidad de jugar en red (absurdo, lo sé, pero real) e incluso con un marcador infrarrojo para el punto de tirada, situado a 2,57 metros, que invalida el lanzamiento si se pisa.

dianaelitecompcp.jpg

Lo más divertido de la diana es observar los peculiares estilos de la peña cuando tira. Desde el que adopta pose de jugador profesional aunque luego deje patente que no lo es (ahí estaría yo 😀 ) hasta el que cree que está lanzando una jabalina. También está el clásico que siempre pregunta “¿Cuántas rondas son?” a pesar de que sabe de sobra que son 20 (aunque no tiene porqué ser así, puesto que cada diana puede ser configurada de distinto modo por el dueño) y por supuesto, el que siendo la primera vez que juega, consigue ganar la partida tirando no se sabe muy bien cómo.

¡No os olvidéis de darle al botón después de tirar los dardos! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: