h1

Mortadelo y Filemón: La primera época

septiembre 3, 2007

ARTÍCULOS ANTERIORES

Mortadelo y Filemón: Amigos y compañeros

Mortadelo y Filemón: El autor

Pasamos ahora a hablar ya sin más dilación de los personajes más universales de la historieta española.

mortadeloyfilemon.gif

Como ya dijimos, Mortadelo y Filemón (MyF) vieron la luz por primera vez en 1958 en la revista Pulgarcito. Lo usual entonces, era que al nombre de los personajes le siguiese un pareado, como por ejemplo Rigoberto Picaporte, solterón de mucho porte, Melitón, bombero de afición o Anacleto, agente secreto, por mencionar sólo algunos de los más conocidos. Ibáñez no iba a ser menos, así que bautizó a sus retoños como Mortadelo y Filemón, agencia de información. El autor mantendría esta tradición con muchos de sus personajes posteriores. También el nombre de muchos personajes de tebeo de la época hacía referencia de algún modo a la comida, un bien mucho menos abundante que hoy en día, y en un principio, Filemón se iba a llamar Filetón (casi que mejor como está ¿no? 😉 )

MyF fueron planteados por el autor como un dueto cómico al estilo del Gordo y el Flaco, pero que parodiaban claramente a Sherlock Holmes y el Dr. Watson. Esto es todavía más obvio si nos fijamos en su indumentaria de aquella época: Filemón lleva americana y sombrero de hongo, y fuma constantemente en pipa. Mortadelo en cambio lleva un sombrero alto y siempre tiene un paraguas colgado del antebrazo. Es de su sombrero precisamente, de donde saca sus habituales disfraces.

boxen2.jpg

Poco a poco la popularidad de los personajes fue en aumento, y con ello la duración de las historietas, que pasaron de una a dos páginas y después a cuatro. También su vestimenta evolucionó: Ambos perdieron el sombrero y dejaron su pipa y su paraguas. A finales de los 60 su popularidad era tal, que Bruguera consideró que Pulgarcito y Gran Pulgarcito se le quedaban pequeños a la pareja de detectives. Así pues, en 1970 se publicaba el primer ejemplar de la revista Mortadelo, al que años más tarde se unirían Super Mortadelo, con un cuadernillo central de gags sueltos centrado cada número en un tema concreto, y Mortadelo Extra, con muchos más personajes. En las páginas de estas revistas desfilaron personajes tan clásicos como Pafman, Sporty, Porrambo o Deliranta Rococó, personajes que, huelga decirlo, tendrán en el futuro su particular homenaje en forma de post 😀 Pero, por supuesto, hubo también muchos otros formatos dedicados en exclusiva a MyF: la mítica colección Olé!, Ases del humor, Magos del humor….Hasta que, en la época de Ediciones B, llegaron los legendarios Super Humor, de tapa dura y que reunían en su interior las risas equivalentes a cinco tomos Olé! ¿Quién no tiene al menos uno de estos por casa? ¡Yo unos cuantos! 😀 .

En 1969 se produce también el gran hito en la historia de los personajes: La editorial Bruguera encarga a Ibáñez la realización de una historieta larga protagonizada por MyF. El resultado, El Sulfato Atómico.

El Sulfato Atómico (ESA) es para mí el mejor álbum de los personajes y uno de los grandes mitos del tebeo español, a pesar de que se trata de una auténtica rareza dentro de la obra de Ibáñez. La intención de Bruguera, era crear una franquicia -por llamarla de alguna manera- capaz de competir con los grandes monstruos del cómic europeo (es decir, Tintín y Asterix) para lo cual era necesario adaptarse al formato de 44 páginas y elaborar un guión que fuese más allá de una sucesión de gags cada tres o cuatro viñetas. Sin embargo, Ibáñez nunca estuvo de acuerdo con este concepto; su idea era realizar tebeos humorísticos sin más; argumentos sencillos que le permitiesen enganchar un chiste tras otro y y un dibujo ágil y rápido que pudiese trazarse con rapidez. Es por ello también que casi la totalidad del resto de álbumes de MyF estén estructurados en capítulos de cuatro páginas en los que se repiten las mismas situaciones. Por ejemplo, en Los Diamantes De La Gran Duquesa, cada capítulo trata de la recuperación de uno de los susodichos diamantes, en Concurso-Oposición, se evalúa en cada uno a un aspirante a la T.I.A…y así casi la totalidad de los más de cien álbumes que se llevan publicado.

mortadelo1.gif

Y la T.I.A. (Técnicos en Investigación Aeroterráquea, por si había alguien que aún no lo sabía 😉 ) es precisamente la otra gran novedad que aportó ESA. Mortadelo y Filemón dejaron su agencia de información y pasaron a trabajar para esta agencia, bajo el mando del superintendente Vicente (o sencillamente, el super). Contaron también a partir de entonces con la inestimable ayuda del profesor Bacterio y sus desternillantes inventos que siempre producen resultados catastróficos, y la la secretaria Ofelia, de orondas proporciones y perennemente enamorada de Mortadelo.

Quién sabe donde podrían estar ahora estos dos personajes si Ibáñez hubiese optado por seguir la linea de su primer álbum…pero eso no lo sabremos, aunque sí hubo otro tebeo –Valor…¡Y Al Toro!– que siguió la estructura y la calidad gráfica de ESA, quizá no tan logrado como su antecesor pero igualmente muy por encima de todos los demás. Eso no significa que su obra se mala, pero sin duda, su falta de pretensiones a muchos niveles, juega en su contra en la comparación con otros personajes europeos, relegándola al papel de, poco menos, tebeos para niños (sea esto dicho como una característica, sin ningún sentido peyorativo 😉 ).

En la siguiente entrega, veremos a MyF en la actualidad y repasaremos sus apariciones en otros medios como el cine y la televisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: