h1

A Scanner Darkly

junio 7, 2007

El fin de semana rescaté esta película de un dvd que tenía por ahí tirado y la vi. Recuerdo cuando la empezaron a anunciar que tenía una pinta genial. Sin embargo, durante su estadía en cine ha pasado, al menos en España, totalmente desapercibida. Para ser sinceros, ni siquiera puedo estar seguro de que la hayan estrenado (a mi no me suena de verla en cartelera vamos).

La película está basada en el relato homónimo de Philip K. Dick, que a su vez surge de sus experiencias con las drogas junto a sus amigos. Ambientada siete años en el futuro en el condado de O.C. en Los Angeles (sí, el mismo de la serie The O.C., sólo que aquí bastante mejor ambientado 😉 ) donde una nueva droga sintética neurodegenerativa, denominada Sustancia M, está haciendo estragos entre la población, de la cual, más del 20% ya es adicta. Keanu Reeves es Bob Arctor, un agente antidrogas que lucha contra la sustancia. Arctor vive con sus colegas Barris (Robert Downey Jr.) y Ernie (Woody Harrelson) en una destartalada casa por la que también merodean a veces Donna (Winona Ryder) la novia de Arctor y Freck (Rory Cochrane) un colgado adicto a la Sustancia M.

Si bien me esperaba algo más, la película es más que recomendable. Una historia bastante amarga y que refleja el mundo de las drogas y las aficiones desmesuradas desde una perspectiva muy personal. Los toques futuristas (como los trajes de camuflaje o las cámaras de vigilancia) le dan un aire un tanto inquietante, que combinado además con la técnica de rotoscopia con la que está filmada (actores reales dibujados posteriormente) confieren a la peli un aire alternativo y diferente. Por cierto, el reparto es de lo más destacable del film; todos los actores dan muestras de su talento (sí, incluso Keanu caradepiedra Reeves demuestra que también sabe actuar) pero mención especial para Downey Jr., que demuestra porqué le dan una y otra oportunidad a pesar de sus constantes problemas con las drogas (este papel supongo que no necesitaría trabajarlo mucho 😉 ) y unos Rory Cochrane y Woody Harrelson tan surrealistas como divertidos.

Quizá el problema sea que la historia en sí sea demasiado corta y que algunas escenas parezcan simplemente de relleno, aunque no por eso sean malas. Por ejemplo, el personaje de Ernie no tiene en realidad casi nada que ver con la historia, aunque algunos de los momentos más divertidos de la peli surgen de él. No obstante el final es excelente y muy consecuente con la película, de esos que te dejan buen sabor de boca y además invitan a la reflexión. Si tenéis ocasión de verla, os la recomiendo.

Echadle un vistazo al tráiler. El efecto de los actores dibujados es realmente curioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: