h1

Nunca Digas Nunca Jamás, el Bond no oficial

abril 29, 2007

En 1983 se produjó un hecho bastante curioso en la saga cinematográfica del agente 007 (que es, recordemos, la saga más larga y rentable de la historia del cine); se estrenaron dos películas del mítico agente protagonizadas por dos Bonds diferentes: Roger Moore y Sean Connery, el cual se imbuía de nuevo en la piel del agente doce años después de su última interpretación.

¿Cómo fue esto posible? Pues el Bond protagonizado por Moore, Octopussy era, digamos, el normal, el que los productores nos tienen acostumbrados cada dos o tres años desde 1962. El Bond átipico fue el de Connery, Nunca Digas Nunca Jamás, que en realidad es un remake de Operación: Trueno (OT), protagonizada por el propio Connery casi veinte años antes.

Tras el estreno de OT, los productores Kevin Mc Clory y Jack Whittingham entraron en litigio con United Artists (propiedad hoy día de MGM) pues ellos habían coescrito la novela original junto a Ian Fleming. Finalmente la justicia les dió la razón y les autorizó a realizar una nueva versión del guión original.

Así pues, en 1983, y bajo la producción de Warner Bros. y la dirección de Irvin Kershner (que además dirigió pelis tan dispares como El Imperio Contraataca y Robocop 2) se realizaría esta atípica película de Bond. Y digo atípica porque no se parece en muchos aspectos a sus “hermanas” oficiales: no tenemos la cásica secuencia de acción antes de los créditos, créditos que no son del estilo de la saga (fondo negro, música seductora, mujeres bailando sugerentemente….) sino como los de cualquier película convencional. Por supuesto no encontramos ninguno de los actores habituales y lo más significativo; en ningún momento suena el James Bond Theme (sus derechos siempre pertenecieron a United Artists) pero a pesar de ello, el resto de su banda sonora sí es muy del estilo de la saga. Por cierto, el título de la película es una pequeña broma a Connery, que había prometido tras el estreno de Diamantes Para La Eternidad que jamás volvería a interpretar a 007 😉 .

Y que decir de la película, pues que es más que aceptable, aunque de ningún modo alcanza el nivel de su predecesora OT, para mí, el mejor Bond de la historia junto con James Bond Contra Goldfinger y Desde Rusia Con Amor pero aún así es más que notable; Las escenas de acción están a la altura (magnífica la persecución de motos) Klaus María Brandauer interpreta a un carismático y malvado Larggo (aunque no llega al nivel de Adolfo Celi 😉 ) y, por supuesto, también las chicas, interpretadas esta vez por Barbara Carrera, mito erótico del momento, y por una entonces desconocida Kim Basinger, en su primer papel de relevancia. El reparto lo completan Edward Fox como M, Max Von Sydow como el sempiterno Blofeld y ¡Rowan Atkinson! que antes de convertirse en Mr. Bean aparece aquí como colaborador cómico de Bond.

A pesar de ello, el resultado comercial de la película se saldó con un relativo fracaso, especialmente en comparación con su rival Octopussy, con la que, dicho sea de paso, nunca coincidió en taquilla; El Bond de Moore se estrenó a principios de año y el de Connery se estrenó en Noviembre (de hecho, no llegó a España hasta 1984).

Para fanáticos de la saga, aún nos queda muuuuuucho que hablar de 007 😀 .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: