h1

Avanza la tecnología, retrocede la sociedad…

abril 3, 2007

No sé, es una sensación rara….No me considero un analfabeto tecnológico ni mucho menos, pero tampoco soy ningún geek ni tengo la necesidad de estar siempre a la última en cuanto a aparatejos electrónicos se refiere, aunque alguna vez, y cuando mi limitado presupuesto me lo permite, algún caprichillo si me doy jeje Pero más de una vez uno tiene la sensación de que estos avances tecnológicos no sólo no mejoran nuestra calidad de vida para nada, sino que aún encima la empeoran, a veces uno piensa que las grandes compañías sólo fabrican estos gadgets para hacer más y más caja (obviamente) y convertirnos cada día más en borregos sin ninguna clase de criterio…

Vale que tampoco es así (ya estoy contradiciéndome a mí mismo) pero desde luego si que a veces parece necesario un poco de sentido común (de sentidiño, en plan más enxebre 😉 ) del que pulula por ahí. ¿Qué no pillais por donde voy? Ahí van unos ejemplos:

-El puto teléfono móvil. La obsesión de la peña por tener el teléfono más pequeño, más delgado, más futurista o con más mariconadas encima, raya lo absurdo. Estamos dispuestos a cambiar un teléfono que tengamos aunque sea práctico y funcione bien a los seis meses de tenerlo por otro más nuevo con cámara de más megapixeles, mp4, Bluetooth y su puta madre. Y si nos critican, pues nos defendemos con la excusa de “es que con el programa de SABE DIOS QUE de la compañía SABE DIOS CUAL me sale un móvil de 300€ por sólo 60€” y a tomar por culo. Sí señor, diez mil pelas a tomar viento por un móvil que probablemente funcione peor que el anterior y desde luego le durará menos la batería gracias a todas las características accesorias. ¿Y total para qué? ¿Jugamos mucho con esos videojuegos cutres y estúpidos? ¿Escuchamos mucha música a través del móvil? ¿Sacamos muchas fotos? Perdón, replanteo la pregunta, ¿Sacamos muchas fotos que valgan la pena? Pues va a ser que….no sé. Y lo peor de todo son las conversaciones, el idílico lema de poder estar comunicados a cualquier hora y en cualquier lugar se traduce a veces en conversaciones tan cojonudas como estas:

-Hola….en el bus….a las seis y media….sí….sí…..vale….un beso.

Si me dieran un céntimo por cada vez que he escuchado esto en el autobus, seguramente ahora tendría un ejército de esclavos escribiendo esto por mí 😀 Si es que el anuncio este de “Pizza, nublado, vale” que parece una tontería refleja la realidad tal cual…

-La cámara de fotos. Es el gadget estrella, y el único en el que yo invertí mínimamente y de momento no me arrepiento. Pero también comparemos las cosas con cómo eran antes… Antes de ibas de viaje con tu cámara de toda la vida y un par de carretes. Total, sacabas unas fotos, ponle que 60, en la que procurabas sacar a todo el mundo y, a ser posible, en los lugares más bonitos o representativos que visitases. Cuando ibas a revelarlas, aquello parecía casi como algo mágico ¡fotos nuevas! y las mirabas todas una y otra vez. La mayoría de las que no quedaban bien pues que pena, pero te deshacías de ellas. A lo mejor te acababas quedando con pocas, pero eran especiales y nunca te cansabas de verlas. Ahora no, ahora todo dios tiene una cámara digital de muchos MP y se la lleva hasta para comprar el pan. Tiene en su ordenador cuatro millones de fotos, de las cuales la inmensa mayoría son bochornosas y echas como el culo, pero a cada cual que las sacó le parecen maravillosas (sólo a él) y como eso no no llegaba, pues ahora se sacan vídeos, y no contentos con enseñárselos a sus amigos, los cuelgan en YouTube (joder, ahora mismo, claramente estoy tirando piedras contra mi propio tejado 😀 )

El Internés, o el ordenador en sí mismo si cabe. Hay mucha gente que lo necesita, para el trabajo o para los estudios. Pero la inmensa, inmensa mayoría no. Y sin embargo se gastan mil y pico euros o lo que haga falta en un trasto al que seguramente le saquen el 20% de su rendimiento (Definitivamente, este artículo se está revelando contra mí 😀 ) Son muchos los que dicen que el ordenador facilita muchas tareas cotidianas, ya puedes comprar infinidad de cosas por Internet, solucionar trámites, ver películas…o en realidad, vivir la propia vida, o sea que sólo con que sustituyamos la silla por un retrete ya no necesitamos alejarnos del ordenata para nada xD.

El iPod, o cualquier reproductor mp3. Un invento cojonudo, al que parece que no se le pueden poner pegas…hasta que se lo pides a alguien y te dan ganas de tirar a la basura sus 60GB de reggaeton o como coño se escriba, triunfitos, radiofórmula barata y demás artistazos, que, por cierto, suele ser la calaña de la que se rodean SGAE, ACAM, MCU y mafias por el estilo para pregonar “la defensa de la cultura y nuestras ideas y la justa retribución de los derechos de autor” hay que joderse…

Y seguramente muchos más que habrá por ahí, pero vamos a dejarlo antes de que me tenga que retractar de demasiadas palabras jejejeje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: