Archive for 31 marzo 2007

h1

¡El hombre que os desafía es el enemigo!

marzo 31, 2007

KREESE: ¡Aquí, en la calle, el hombre que os desafía es el enemigo y al enemigo hay que destruírlo! ¿Cuá es el problema, señor Lawrence?

JONNHY: Verá, Sensei…

DANIEL:(Al fondo, dirigíendose al señor Miyagi) Creo que deberíamos irnos…

KREESE: (Acercándose a Daniel y Mr. Miyagi con toda su clase detrás) ¡Clase, tenemos visita! Por lo visto, anoche agredió a uno de mis alumnos…

MR. MIYAGI: Lamento hechos desfigurados…

KREESE: ¿Llama mentiroso al señor Lawrence?

MR. MIYAGI: No llamar nada a nadie…

KREESE: ¡Bien! Pues entonces saque al muchacho al tatami.

MR: MIYAGI: No más peleas…

KREESE: Oiga, amigo, esto es un Doio de Karate, o sea que saca al chico a pelear o vamos a tener problemas….

MR: MIYAGI: Mucha ventaja, doio suyo…

KREESE: ¡Diga un lugar!

MR: MIYAGI: Torneo…

KREESE: ¡Ja, ja! Está bien…

MR. MIYAGI: Chico sólo pide una cosa más…

KREESE: ¡Que sea rápido!

MR. MIYAGI: Pedir dejar chico en paz para poder entrenar..

KREESE: ¡Vaya con el viejo! ¡No tiene labia ni nada! Pero me gusta, me gusta….Está bien, ¡Que nadie toque a prima donna hasta el torneo! Pero si no aparece, estará la veda abierta, para él…y para usted.

(ambos se saludan)

Quién tuviera un mentor como el legendario señor Miyagi de The Karate Kid… 😉

Anuncios
h1

300, la película

marzo 29, 2007

Pues por fin he visto la susodicha película, no he ido el día del estreno, como en un principio pensaba, dado que es cuando todo aquel mínimamente friki debiera ir a esta clase de películas 😉 pero qué le vamos a hacer. Y mi nota es….

Un 5, bue, venga, un 5.5 para ser generosos. Y es que, sin parecerme una mierda, me ha dejado bastante indiferente. Creo que ha influído bastante el haber leído el cómic porque la película está absolutamente CALCADA de este. Una cosa es que se base en el mismo, y otra que el argumento de la película – que tampoco es el más enreversado de la historia, para que nos vamos a engañar- carezca de todo interés si lo hemos leído antes. Pero no creo que ese sea el problema, pues también pasa con otras películas que sí me han gustado.

Lo que pasa es que todo es demasiado simple, apenas hay historia, los personajes no están nada desarrollados y por ello no resultan para nada empáticos. Sólo es darse hostias y más hostias y ya está. Hostias que por otro lado, tampoco son para tanto, muy violentas eso sí – y es de agradecer – pero mucho abuso de cámara lenta y música rock-electrónica que no pega ni con cola. Y las escenas de acción en general pues ni son especialmente impresionantes, ni novedosas, cuando los persas cargan con elefantes y una especie de rinocerontes gigantes parecía calcado a la batalla final de El Retorno Del Rey. La mayoría de los diálogos es hablar por no estar callados, las frases solemnes y las machadas ya las vimos casi todas en el tráiler (dónde ya vimos, en realidad y como tantas otras veces, todo lo bueno de la peli) y algunos momentos son de coña:

LEONIDAS:(de espaldas a Jerjes) Pronto, tus tropas temerán más mis lanzas que tus tambores…

JERJES: (Apoyando las manos en los hombros de Leónidas) No son mis tambores lo que temen mis hombres…

Evidentemente y viendo las pintas de Jerjes, una especie de Prince persa de tres metros de alto y cejas de manicura, el cine entero se escojonó.

Otro problema, aunque este ya es obvio, es lo absolutamente increíble que resulta la historia. Aunque esté calcada del cómic, al menos en el tebeo no estás preguntándote todo el rato lo absurdo que es que trescientos tipos, por muy espartanos que sean, hagan frente a un millón y les den pal pelo, lo que da lugar a ciertos momentos un tanto ridículos o que a mí me lo parecieron, pero, como siempre, no spoilearé 😉 Eso mismo pasa en muchas otras películas, pero no transmite esa sensación, es como si 300 careciese de esa magia que te hace olvidar si lo que estás viendo es racional o no…no se muy bien como explicarlo.

De todas maneras no todo es malo. De la peli se puede salvar el estilo visual, muy cuidado e innovador,que le da un aspecto a los lugares muy irreal y ayuda a crear la sensación de una peli de fantasía -realmente, el guión es una patada en la boca a la historia como ya lo fue por ejemplo Troya– y que también lo asemeja mucho al cómic. Apenas se rodaron escenas en parajes naturales, prácticamente se rodó toda la película en estudio y después se añadieron los fondos digitalmente, con lo que el presupuesto de la misma se limitó a unos 80 millones de dólares, destinados en su mayoría me imagino, a botes de cera caliente y aceites…Y poco más destacable, quizá la actuación de Gerard Butler sea también bastante loable, pero como ya digo, los personajes están reducidos a su mínima expresión, y como ya sabía todo lo que iba a pasar, y las escenas de acción no llamaban tanto la atención, pues me estaba aburriendo un poquillo…

Disiento bastante de las opiniones de Manu, de -casi- todos los posteadores de CdF y algo menos de la de Rafa. Y también de la gente que vino a verla conmigo, pero es que yo soy muy mío a veces jejeje Por cierto, el próximo trabajo de Zach Snyder en la dirección será nada menos que la adaptación a la gran pantalla de The Watchmen, la obra maestra de Alan Moore (V de Vendetta, Desde el Infierno) y eso si que será un verdadero reto. Traducir 300 del cómic a la pantalla , desde el punto de vista artístico, me parece un trabajo bastante simple y hasta casi diría mecánico (son tal cual) pero con el cómic de Moore la cosa cambia, y no sólo por el tamaño, la historia y los personajes están totalmente a otro nivel. Veremos que pasa (pero mucho me temo que será una decepción).

h1

Alan Smithee

marzo 28, 2007

El domingo por la noche echaron por La Primera Los Pájaros 2: El fin del mundo. No tenía ni idea de que tamaño despropósito existía, sin duda, Hitchcock debe estar revolviéndose en su tumba 😉 Ni que decir tiene que no vi semejante bodrio, pero coincidió que empezaba mientras estaba cenando y me dió tiempo a ver los créditos del principio. Y hubo una cosa que me llamó la atención, Los Pájaros 2 está dirigida por Alan Smithee. 😀 , director al que está dedicado este post.

Alan Smithee dirigió su primera película en 1967, se trata de Death of a Gunfighter, un western protagonizado por Richard Windmark que iba a ser dirigido en un principio por Don Siegel pero luego pasá a manos de Smithee. Sin embargo, a partir de entonces, su carrera se orientaría más bien hacia el fantástico y el terror, géneros dónde era más “reclamado” 😉 y en los que firmaría títulos como Ghost Fever, CatchFire, Hellraiser IV: Bloodline o incluso Dune ¿Pero cómo? ¿Acaso no fue David Lynch quién dirigió la adaptación de la novela de Frank Herbert? Pues sí, pero contó con la ayuda de Smithee…. 😉 Su labor como director no sólo se limitó a la gran pantalla, también trabajó para televisión dirigiendo capítulos de series clásicas como La Dimensión Desconocida o MacGyver.

Todo un poco raro ¿no? Pues en realidad no lo es tanto si partimos de la base de que en realidad, Alan Smithee nunca existió 😉 Se trata de una especie de trampa o broma que ideó el Sindicato de Directores norteamericano precisamente a raíz de Death of a Gunfighter. Los verdaderos directores de la película, Don Siegel y Robert Totten, tuvieron notables divergencias artísticas durante el rodaje y producción de la misma. Debido a ello, el resultado final distó mucho de lo que ninguno de ellos había imaginado en un principio, por lo que no quisieron “firmar” la película y hacerse responsables temiendo un sonoro fracaso y una mancha en sus carreras. Por eso crearon al ficticio Smithee y le atribuyeron la autoría del film. La idea gustó en el Sindicato y decidieron adoptar el nombre de Alan Smithee (permitiendo algunas variantes como Allen o Adam) para situaciones en las que el director, guionista o incluso productor no quisiese que su nombre apareciera en los créditos de una película, bien por desavenencias artísticas, bien porque se trataba de un encargo forzoso, o por el motivo que fuese.

Así pues, durante tres décadas, Alan Smithee se encargó de dirigir las peores películas de muchos directores, entre los que encontramos por ejemplo a John Carpenter o el mencionado David Lynch, que sí firmó Dune a pesar de no estar del todo satisfecho con el resultado, pero se negó en cambio a que su nombre apareciese en la versión recortada que se emitió por televisión y que “fue dirigida” por Smithee. Durante todo este tiempo, nadie ajeno al Sindicato de Directores de Hollywood sabía que Smithee no era real, con lo que el truco se convirtió en una especie de broma para con los espectadores.

El fin del director llegó en 1998 con el estreno del film An Alan Smithee Film — Burn, Hollywood, Burn una comedia dirigida por él mismo (en realidad Arthur Hiller), narrada por el ex-Monty Phyton Eric Idle y protagonizada por Sylvester Stallone, Whoopi Goldberg y Jackie Chan (tengo que conseguir esa peli como sea 😀 ) en la que se contaba toda la historia y se descubría la verdad sobre Smithee.

Poco después se le nombró un sustituto oficial, de nombre Thomas Lee, que fue utilizado por ejemplo, en el film de Walter Hill Supernova, pero que no cuajó tan bien como Smithee, por lo que hoy día cada director usa el pseudónimo que le parece cuando se dan situaciones de ese estilo.

Desde su salida a la luz, la historia de Smithee de diversos homenajes por parte del cine y la televisión. Por ejemplo, en Los Simpson, El Espectacular episodio Nº138 está dirigido por el ficticio director, y en el episodio Oh, en el viento (aquel en el que Homer descubría que su segundo nombre era Jay y se hacía hippy) sale un corto de Burns que también está dirigido por Alan Smithee.

Así que ya sabéis, si os encontráis con que alguna peli que teníais ganas de ver está dirigida por Alan Smithee, mejor desconfiad 😉 .

h1

Tú inclinación política

marzo 25, 2007

Vía Rinzewind me encuentro con este interesante test sobre tu inclinación política, ya se sabe, de izquierdas o de derechas, más individualista o colectivista…ese tipo de cosas.

Lo he hecho y mis resultados, que no concuerdan con lo que realmente creo que pienso 😉 son un tanto extremistas. Veamos.

Según el test, en una escala de 0 a 10 dónde 0 sería la extrema izquierda y 10 la extrema derecha yo tengo un 1.5…¡joder! Si seguro que hasta Fidel Castro sacó más que yo 😀

En otra escala, llamada liberal libertaria, dónde 0 es el máximo colectivismo y 10 el máximo individualismo, tengo un 3.05, lo cual ya me gusta un poco más jeje aunque quizá un poquito-sólo un poco- más hubiera sido lo más acorde con la realidad 🙂

Finalmente, el test opina que la corriente política que mejor se adapta a mi ideología es el socialismo.

Estoy de acuerdo 🙂 .

h1

Trailers de pega

marzo 22, 2007

Una de las últimas modas de Internet es sacar trailers de películas ficticias, o bien hacer un montaje de un trailer de película ya existente y hacer que parezca totalmente distinta. Ahí van unos ejemplos:

Titanic 2 😉

Pac-Man The Movie 😀

Regreso Al Futuro III remontado para que parezca…

Brockeback Mountain jeje Podéis ver más ejemplos aquí y aquí.

h1

El padre de Zipi y Zape (y II)

marzo 21, 2007

Seguimos hablando de Escobar para recordar ahora a sus más conocidos y entrañables personajes, los gemelos Zipi y Zape.

Como ya dijimos, los personajes nacieron en 1948, en la revista Pulgarcito, y enseguida alcanzaron un enorme éxito. Tal éxito los ha convertido hasta el momento, en el segundo cómic español más traducido a otros idiomas tras Mortadelo y Filemón. En parte de este éxito, influye que los personajes no sean tan propios de la idiosincrasia española como puedan serlo otros del mismo autor como Carpanta o Petra, el concepto de “familia de cómic” es totalmente universal y ha triunfado dentro y fuera de nuestras fronteras.

Los formatos de las historietas de Zipi y Zape son muy variados, desde aventuras de tan sólo una página a álbumes de 44 páginas al estilo europeo. Dentro de estos últimos encontramos clásicos como La Vuelta Al Mundo o El Tonel del Tiempo. También había otro muy mítico, en el que eran becarios del periódico El Chafadero Indomable, pero no me acuerdo como se llamaba 😀 .

Hay muchas situaciones recurrentes en los tebeos de este par de gemelos; Por ejemplo, muchas de sus peripecias transcurren mientras intentan, como ellos dicen “cometer su buena acción de la semana” 😉 en la que tratan de ayudar al prójimo de manera desinteresada pero casi siempre con consecuencias catastróficas, o también, en muchas ocasiones, elaboran una concienzuda estrategia para que Don Minervo les ponga un diez (estrategias que casi nunca pasan por estudiar…) y no tener que volver a casa con sendas calabazas y directos para el cuarto de los ratones 😀

Evolución de los personajes

Todo esto me lleva a otra cuestión importante; el gran número de personajes secundarios que pueblan sus aventuras (que por cierto trancurren en una localización indefinida, aunque supuestamente inspirada en los alrededores de Barcelona) veamos algunos:

Don Pantuflo Zapatilla: Padre de Zipi y Zape y catedrático de Colombofilia, Filatelia y Numismática (¿Se puede ser catedrático de eso?) aunque rara vez se le ve trabajar o salir de casa. Ambos gemelos lo admiran de sobremanera, a pesar de que muchas veces es violento, ruín y mentiroso.

Doña Jaimita: Su madre, ama de casa y normalmente la que más sufre las travesuras de esos dos torbellinos, aunque también suele ser su más acérrima defensora.

Sapientín: Su inteligentísimo primo, acaparador de dieces en la escuela. A veces es pintado como un niño solitario, antipático y muy pagado de sí mismo. Otras en cambio, no duda en ayudar a Zipi y Zape o jugar con todos los demás.

Peloto: Compañero del colegio de Zipi, Zape y Sapientín, un envidioso que trata siempre de hacerles la vida imposible, pero nunca lo consigue.

El “Manitas de Uranio”: El “caco” oficial del cómic, que insiste en intentar desvalijar una y otra vez la casa de los Zapatilla a pesar de que Zipi y Zape siempre lo descubren y lo entregan a Don Ángel 😉 .

Don Minervo: El profesor de la escuela, a quién Zipi y Zape contemplan como un sabio. Aunque no suele tener mucha paciencia con sus alumnos, especialmente con ellos dos, suele ser justo, salvo que alguien le destroce algún cristal con el balón de fútbol, en cuyo caso probablemente tendrá que quedarse hasta el final de rodillas, con lo brazos en cruz y varios tomos de la enciclopedia en cada mano 😀 .

Doña Espátula (o Doña Hipotenusa) : Esposa de Don Minervo. No soporta a Zipi y Zape.

Los Plómez: Matrimonio amigo de los Zapatilla, enormemente pesados y que acuden regularmente a su casa para tomar café y contarles alguno de sus viajes, a pesar de que Zipi y Zape siempre intentan impedirlo de una y mil maneras.

Hay muchos otros personajes, pero estos son los más recurrentes. Por cierto, nunca me había dado cuenta de lo graciosos que son sus nombres 😀 .

Como también ya hemos dicho, estas historietas no buscan sencillamente la carcajada mediante un gran número de gags. Casi siempre incluyen una moraleja. Es por ello que cuando estos gemelos tratan de obtener sus metas, generalmente escaparse para poder jugar al fútbol, sacar un diez o conseguir su ansiada bicicleta 😉 mediante métodos digamos…demasiado originales jeje suelen acabar en el cuarto de los ratones. A pesar de esto, Zipi y Zape son unos grandes incomprendidos, pues casi siempre intentan ayudar a los demás sin pedir nada a cambio y a pesar de sus constantes travesuras jamás tienen mala intención ni una doble moral como su padre.

A pesar de ser historietas para niños, son un clásico a reivindicar y con un mayor siginificado del que aparentemente se pueda pensar si se encuadran en su época. Uno de los grandes iconos de la historieta humorística española.

Ahora algunas curiosidades:

-Aún haciendo historietas bastante inocentes, y aparentemente sin mucha trascendencia, Escobar se las tuvo que ver no pocas veces con la rígida censura franquista. Por ejemplo, Carpanta en muchas ocasiones decía que tenía “apetito” y no hambre porque ya se sabía que “En la España de Franco nadie pasaba hambre”, y la actitud en ocasiones rebelde e inconformista de Zipi y Zape frente al carácter rígido y autoritario de su padre también le valieron no pocas críticas por parte del régimen del Caudillo.

-En 1981 se realizó una extrañísima versión cinematográfica de las aventuras de Zipi y Zape en la que los gemelos chafaban los planes de un estrafalario dueto de ladrones con la ayuda de..¡Mary Santpere! que interpretaba a su tía. Tuve muchos años la película grabada de la tele pero no se que fue de ella al final. Pero recuerdo que, si bien en el cómic no da el “cante”, en la realidad, Zipi y Zape no podían estar más ridículos vestidos con su pantalón corto, su corbata y su suéter rojo sin mangas 😀 .

-Tras la muerte de Escobar, se siguieron realizando historietas (foto de la izquierda) de Zipi y Zape de la mano del guionista Juan Carlos Ramis (creador de personajes como Sporty o Tranki y Tronko) y el dibujante Joaquín Cera, creador por ejemplo, de Pafman (una divertida parodia de Batman) o Dr. Pacostein. A pesar de su aceptable obra anterior, el trabajo de estos dos autores con estos personajes fue muy pobre, el dibujo carecía por completo de encanto, los personajes perdieron su personalidad y sus historietas se redujeron a una mera sucesión de gags sin gracia alguna. Actualmente, los personajes han vuelto a cambiar de manos y a protagonizar nuevas aventuras en forma de videojuegos, no sé si dibujos o no se si alguna mierda más, pero no sé quién está detrá de ello (y no se si quiero saberlo…)

h1

El padre de Zipi y Zape (I)

marzo 20, 2007

Retomamos la serie de artículos dedicados a algunos de los más grandes historietistas españoles que comenzamos con Jan y su Superlópez y proseguimos después con Manuel Vázquez. En esta ocasión, es el turno del catalán José Escobar.

José Escobar Saliente nació en Barcelona en 1908 y murió en esa misma ciudad en 1994 (por cierto, recuerdo oír la noticia de su muerte por la radio y llorar a moco tendido 😉 ) Al igual que muchos otros “grandes” comenzó publicando en revistas como TBO o Pulgarcito, semanal en el cual aparecieron por primera vez, en 1948, los archiconocidos gemelos Zipi y Zape, sin duda sus personajes más conocidos.

En 1957, Escobar es cofundador de la revista Tío Vivo, que sin embargo, poco después sería absorbida por la omnipresente editorial Bruguera. El barcelonés se dedicaría entonces en exclusiva a sus personajes, muy especialmente a Zipi y Zape.

A pesar de la enorme fama de estos traviesos gemelos, ha habido un gran número de personajes salidos de su pluma que han alcanzado la fama. Quizá el siguiente más popular sea Carpanta, un vagabundo permanentemente obsesionado por la comida y cuyas aventuras tratan básicamente sobre sus triquiñuelas para conseguir, como el dice “mover el bigote” por la cara 😀 Carpanta está muchas veces acompañado por Protasio, otro gandul obsesionado por la comida (que rara vez consigue, pese a lo cual no deja de lucir una oronda figura) que en no pocas ocasiones compite con el protagonista y no duda en perjudicarle si eso le beneficia, a pesar de su supuesta amistad.

A pesar del tono desenfadado y de comedia de unas historietas aparentemente intrascendentes, no deja de ser el reflejo de las duras condiciones de vida de la España de la posguerra, dónde la falta de alimento podía llegar a ser bastante menos cómica que en las historietas de Carpanta. Por cierto el Diccionario de la Real Academia Española define “Carpanta” como “hambre violenta”.

Otro de los más conocidos personajes de Escobar fue Petra, una simpática y algo ingenua criada a servicio de la déspota Doña Patro. Petra está perennemente obsesionada con su pueblo, que visita en alguna ocasión, pero normalmente se ve obligada a sufrir los abusos de su patrona. Escobar satiriza de este modo el violento choque entre lo rural y lo urbano.

Muy conocido también es el perro Toby, que en muchas historietas, era la mascota de la familia Zapatilla, pero que también protagonizó sus propias historietas con un dueño, Don Anito, un tanto remilgado y poco carismático.

Estos son quizá los más populares personajes de Escobar, pero no los únicos. Me dejo en el tintero por ejemplo a Plim, El Magno, una especie de superhéroe que protagoniza aventuras que nada tienen que ver con los superhéroes 😉 O Melitón, Bombero de afición, que siempre iba vestido de bombero, aunque no estuviese trabajando.

Aunque en muchas ocasiones se hayan comparado, las obra de Escobar es bastante diferente de la de su colega Ibáñez. Mientras este último consigue realizar un gag cada tres o cuatro viñetas, Escobar más bien intenta encontrar una especie de gag global que de sentido a la historieta. Es un humor quizá más sútil, también menos malicioso la mayoría de las veces, y que en no pocas ocasiones busca la complicidad del lector para con los personajes; Ibáñez en ningún momento pretende que Mortadelo y Filemón nos caigan simpáticos o antipáticos, pero en cambio, sí sentimos esa empatía con la mayoría de los personajes salidos de la mente de Escobar. Quizá sean menos graciosas, pero también más diferentes entre sí y con historias algo más elaboradas.

¿Y qué pasa con Zipi y Zape? Pues al final estoy pensando que se merecen un post propio 😉 .