h1

Los Autos Locos

febrero 20, 2007

Hoy toca una entrada especialmente friki (para variar…) con un toque nostálgico. ¿Quién no recuerda la mítica serie de Los Autos Locos? Las disparatadas carreras de un grupo de locos automovilistas por el desierto que me entusiasmaban de pequeño y que, como tantas otras, pertenecían al universo de ficción creado por la productora Hanna-Barbera. Vamos a elaborar un “molómetro” al más puro estilo CdF de todos los corredores (aunque no creo que me quede tan gracioso como los de ellos…)

El Espantomóvil

miedo.jpg

Una especie de castillo rodante conducido por un pequeño vampiro y un gigantón (homenajes a Peter Lorre y Boris Karloff) con un dragón en la parte superior. El coche era bastante molón, sobre todo con esos faros-candelabros, pero el dragón era un poco brasas (nunca mejor dicho) tratando de asustar a todo quisque (cosa que pocas veces conseguía)

Molaridad: 5/10

El Barón Rojo

baron.jpg

Un híbrido entre coche y avión pilotado por un alter-ego del mítico Barón. Era bastante negado para las carreras pero el Barón era simpaticote, a lo mejor porque parecía que acudía hasta las cejas de coca a cada carrera (a lo mejor lo que volaba no era el coche si no él….)

Molaridad 6/10

El Super-chatarra Especial

chatarra.jpg

Un tanque biplaza conducido por un soldadillo bonachón y un sargento gruñón manejando el cañón en la plaza superior y que acababa llevando todas las hostias. No ganaba demasiadas veces pero sus cañonazos eran devastadores 😀

Molaridad 7/10

La antigualla blindada

mafio.jpg

Uno de los mejores sin duda, una especie de Packard estilo Chicago años 30 conducido por 7 matones (Mafio y sus compinches) que no dudaban en ponerse a correr debajo del coche cada vez que les fallaba la propulsión.

Molaridad 9/10

El Alambique Veloz

alambique.jpg

Otro de los mejores, sobre todo porque su piloto, que estaba dormido la mayor parte del tiempo, probablemente debido a las cogorzas que se agarraba destilando whisky en el alambique, conducía siempre con los pies un bólido propulsado obviamente por el alambique, el dueto cómico lo completaba un oso piloto bastante miedica que le tapaba los ojos al piloto constantemente.

Molaridad 9/10

El Troncoswagen

troncoswagen.jpg

Un coche de madera con sierras en vez de ruedas conducido por Brutus y el castor Listus. El tal Brutus gastaba una mala leche que tiraba para atrás, y usaba las ruedas para destrozar todo lo que se pusiese por delante, mientras que el odioso castor le incitaba a hacerlo.

Molaridad 4/10

El temible-salchicha (estos doblajes sudamericanos…)

pbello.jpg

Conducido por el subnormal de Pedro Bello, un guaperas de barbilla inmensa y que podía ganar muchas carreras a pesar de no tener ningún accesorio destructor en su bólido (una especie de fórmula uno sesentero con un motor en plan bestia) y digo “podía” porque el muy idiota siempre dejaba pasar por galantería a la repelente Penélope Glamour.

Molaridad 1/10

El Rocomóvil

macana.jpg

Un coche de la edad de piedra propulsado a base de leñazos con dos porras por los hermanos McKanna. Le metían bastante caña al coche pero eran un poco catetos, y si les hacían alguna putada no sabían cómo reaccionar y se ponían a darse de porrazos entre los dos.

Molaridad 3/10

El Convertible

loco.jpg

El puto amo sin discusión, el profesor Locovich era capaz de convertir su vehículo en en unos esquís, en un cohete, en unos patines o en un globo aerostático si era preciso para ganar, y por cierto, era de los que más carreras ganaba 😀

Molaridad 10/10

El Cursi-Mierda-Estupimóvil (no se llamaba así, pero que más da…)

penelo.jpg

Un horrendo coche transformado en chica por la no menos horrenda Penélope Glamour. Ataviado con una puta sombrillita, con los parachoques pintados como labios y pestañas en los faros, esta vergüenza rodante ganaba casi todas las carreras porque nadie se atrevía a hacerle putadas (y ella tampoco las hacía porque estaba demasiado ocupada pintándose las uñas….)

Molaridad 0/10

El Super-Especial

pierre.jpg

El coche más icónico de la serie, conducido por la inefable pareja que formaban Pierre Nodoyuna y su chucho Pulgoso/Patán (¿Hay alguien que no sepa imitar casi a la perfección su risa? xD) Aunque sus triquiñuelas y trampas eran casi el alma de la serie, era bastante moñas y no sólo nunca le salían bien sino que rara vez acababa la carrera, para disfrute de su mascota (que también recibía sus frustraciones en forma de constantes hostiones)

Molaridad 6/10

…and that’s is all, folks! (¡Mierda! eso era lo de la Warner 😀 )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: