h1

Paul Verhoeven

enero 28, 2007

Comenzamos con este post una serie de entradas dedicadas a repasar la carrera de algunos de los más grandes directores de todos los tiempos, o mejor dicho, de algunos de mis directores favoritos, que puede ser bastante distinto 😉 . Y comenzamos por el holandés Paul Verhoeven.

Paul Verhoeven nació en Amsterdam en 1938, y gran parte de su carrera cinematográfica transcurre en este país dónde firma películas como Eric, Oficial De La Reina, Katty Tippel o Delicias Turcas. Esta última es la única que he tenido ocasión de ver de está época (no son precisamente fáciles de conseguir) se trata de una surrealista historia de pareja con celos, infidelidades, despechos…plagada de sexo y violencia (los veinte primeros minutos son de órdago 😉 ) A pesar de que las actitudes de los protagonistas son verdaderamente extrañas, el guión en sí es bastante bueno y muy realista.

Pero no sería hasta 1985 cuando da el salto a Hollywood, llevándose consigo a su actor fetiche Rutger Hauer (el replicante que salva la vida de Harrison Ford en Blade Runner) y a su director de fotografía habitual, Jan De Bont, que después dirigiría Speed y Twister) en la espléndida Los Señores del Acero , una por supuesto violenta visión del medievo rodada en España muy entretenida y diferente a la típica película medieval, dónde además podemos ver a una joven Jennifer Jason Leigh (la de Existenz) de princesa no precisamente inocente xD.

Después, en 1987, firmaría la que para mí es su obra maestra y una de más grandes películas de los 80 (y sin limitarnos a los 80 también 🙂 ) Robocop. Robocop es muchísimo más que una cinta de acción con un policía medio humano medio androide. Es una metáfora de la deshumanización de la sociedad ambientada en un Detroit futurista (los planos en los que se ven los rascacielos, por cierto, no se rodaron en Detroit, sino en Dallas, ciudad con uno de los skylines más futuristas de los EEUU) plagado de criminales hiperviolentos que campan a sus anchas y ejecutivos corruptos (satirizando el fenómeno de los yuppies de finales de los 80) En ese ambiente, Murphy es el único personaje honrado y noble que lucha por un mundo mejor; todo un héroe en un mundo de villanos. Algunas escenas son para el recuerdo: la presentación del RP-209, ese robot monstruoso con ametralladoras en vez de brazos destinado a sustituír a la policía convencional (¿¡para proteger y servir!?) y que concluye en tragedia, aunque a nadie parece importarle, o cuando Robocop recuerda su anterior vida y visita la que fue su casa. Pero sin duda el momento estelar es la intento de asesinato y mutilación de Murphy por parte de la banda de Clarence. Brutal. Lo dicho, un film imprescindible.

Pocos años después, un proyecto que había pasado por varios directores de Hollywood llega finalmente a Verhoeven: La segunda adaptación de un relato de Philip K. Dick al cine tras Blade Runner; We Can Remember It for You Wholesale que se adaptó bajo el título de Desafío Total. Fue el mismísimo Arnold Schwarzenegger quién movió los hilos necesarios para que el holandés se hiciese cargo del trabajo, siempre y cuando él mismo fuese el protagonista, algo que seguro influyó en las numerosas escenas de acción y el ritmo de thriller de la peli y que no tienen nada que ver con la historia del libro.

A pesar de ello, Desafío Total es una película fascinante, con una historia a varios niveles y que no es sencilla de entender en un solo visionado. La dirección de Verhoeven se nota en todo momento y encontramos muchas pautas comunes con Robocop, ese Marte futurista e inquetante a lo Detroit, esa violencia explícita en todo momento (los ostiones que mete Chuache duelen) esa corrupción reflejada en el gobernador de Marte. Como curiosidad, Ronny Cox, el actor que interpreta al gobernador Cohaagen es el mismo que interpreta al villano Dick Jones en Robocop. Cox era un actor encasillado en papeles de “bueno” padres de familia respetables, policías honrados (es el jefe de Taggar y Rosbud en Superdetective en Hollywood) ese tipo de cosas, y a Verhoeven le pareció divertido cambiarlo radicalmente y que adoptase el papel de malo malísimo (que lo borda por cierto 🙂 ).

Desafío Total fue también la película que dió a conocer a Sharon Stone, que se haría mundialmente famosa dos años después gracias al archiconocido cruce de piernas que se marca en Instinto Básico, la siguiente película de Verhoeven. Un thriller con el que vuelve al erotismo de sus primeras películas y reinventa el concepto de Femme fatale a lo Lauren Bacall o Greta Garbo 😉 No es una obra maestra como las anteriores, pero no faltan polis corruptos, drogas, violencia, escenas más que subiditas…por cierto, otra curiosidad, Sharon Stone, en el momento del rodaje, no tenía ni idea de lo “explícita” que iba a ser la escena del cruce de piernas, escena que por otra parte ayudó a convertirla en el icono erótico de los 90. Y otra curiosidad, el guión, firmado por Joe Eszterhas era uno de los más cotizados de Hollywood y acabó convirtiéndose en el mejor pagado de la historia hasta ese momento.

Llegamos ahora a uno de los puntos clave de la carrera de Verhoeven: Showgirls. Película sobre la que se generaron una enormes expectativas previas y que prometía convertir a Elizabeth Berkley (la alta de Salvados por la Campana) en una nueva Sharon Stone. Pero todo se quedó en nada: La crítica se cebó con ella y la consideraron una de las peores películas de la década. Showgirls marcó el principio del fin de la carrera de Verhoeven en Hollywood. La verdad es que la película no es tan mala (es inferior a todas las anteriores pero en conjunto tampoco está mal) pero su supuesto nivel de erotismo no llega ni a la mitad de Instinto Básico, y la ambientación y los personajes son mediocres comparado con lo que el holandés nos tenía acostumbrado. A pesar de ello, películas mucho peores no recibieron un trato tan despiadado por parte de la crítica.

Después de Showgirls, llegaría Las Brigadas del Espacio (Starship Troopers) un auténtico peliculón que fue denostado, esta vez por público y crítica. Muchos se pensaron que era un nuevo Independence Day cuando en realidad es mucho, muchísimo más. Una delirante visión del futuro en que una panda de niños guapos se dedica a combatir contra insectos gigantes alienígenas (con algunos de los mejores efectos digitales vistos nunca) por todo el universo. Una crítica de las guerras, del fanatismo, de la publicidad o la televisión envuelto en un marco de ciencia-ficción acojonante. Verhoeven vuelve a ser el de Robocop y nos presenta de nuevo un futuro visualmente mucho más atractivo, pero tan deshumanizado que se puede destruir una ciudad como Buenos Aires de un plumazo sin que ello represente un gran trauma para nadie. Aunque el tiempo la ha situado como un film de culto, en su momento fue un absoluto fracaso de taquilla, lo que provocó la dilapidación del poco crédito que le quedaba a Verhoeven en los EEUU.

A pesar de ello, todavía realizaría una película más en tierras norteamericanas, El hombre Invisible, una interesante película en la que Kevin Bacon nos muestra el lado oscuro de todo hombre cuando adquiere su invisibilidad. Fue un más que aceptable éxito de taquilla, pero en Hollywood ya no había sitio para un director como Verhoeven. Su violencia desgarradora, sus escenas de sexo cuasiexplícitas y, por qué no, sus historias que no siempre dejan buen sabor de boca en cuanto a la temática y que invitan a la reflexión sobre muchos aspectos cotidianos no están demasiado bien vistos en una factoría cinematográfica donde lo que prima es el espectáculo simple y banal, argumentos lineales que no te hagan pensar y por supuesto, autorizados para todos los públicos; la recaudación es lo primero.

Actualmente Verhoeven ha regresado a su tierra natal dónde ha firmado El Libro Negro (que aún no he visto pero que ya me tarda 😉 ) y está pendiente de estrenar Knielen op een bed violen (ni puta idea de lo que significará 😀 )


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: