h1

El Tratamiento de Ashley

enero 13, 2007

Puede que muchos conozcáis la historia de Ashley, una niña norteamericana de 9 años con una grave deficiencia mental que se dió a conocer hace algunas semanas.

Ashley padece un retraso en su cerebro que le impide realizar cualquier tarea cotidiana. Ni siquiera es capaz de comer, hablar o mantener la cabeza erguida por sí sola. Los médicos desconocen el origen de este retraso y son incapaces de diagnosticarla. Llaman a su enfermedad “encefalopatía estática de etiología desconocida”. Dicho de otra manera, aunque Ashley tenga 9 años, su cerebro no se sigue comportando como el de un bebé de unos pocos meses.

La polémica surgió cuando se dió a conocer el tratamiento al que los padres iban a someter a su hija (al que llamaron “El Tratamiento de Ashley” por no tener precedente) que básicamente consiste en impedir el desarrollo físico de Ashley como mujer: Mantener su peso y altura en los actuales, eliminar el ciclo menstrual y el crecimiento de los pechos. Es decir, convertirla físicamente en una niña perenne de 9 años. Los padres argumentan que la calidad de vida de Ashley será mucho mejor si permanece como una niña.

Y ahora, después de exponer el asunto, viene la parte en la que yo doy mi opinión. ¡Pues no! No cabe duda de que es un tratamiento polémico, más que nada porque nunca se había hecho antes., y por tanto, parece que todo el mundo tiene algo que decir. Realmente eso es lo que más me molesta. Que todo el mundo se considere con derecho a opinar sobre algo sobre lo que no tiene ni idea en el mayor de los casos (entre los que me incluyo) y desde luego no tienen ningún derecho a opinar sobre lo que los padres tienen, pueden o deben hacer o no hacer. Los únicos facultados para opinar son los médicos que tratan a Ashley o, en última instancia la justicia. Todos los demás deberíamos callarnos la boca. No soy capaz de imaginarme lo duro que tiene que ser cuidar de alguien así. Ni tampoco sentir o sufrir lo que puede vivir la niña. Así que no creo que nadie tenga derecho a decir si el Tratamiento de Ashley mejorará la calidad de vida de Ashley, la de sus padres, o la de todos. Dudo que nadie pueda ponerse en su situación.

Podéis leer la historia completa aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: